Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 29
    Junio
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    No, saber si se es beneficiario de un seguro no es complicado

    Prácticamente 192.000 personas descubrieron en 2017 que un familiar tenía contratado un seguro de vida que desconocían, y del cual podrían ser beneficiarios, después de consultar en el Registro creado por el Ministerio de Justicia en 2007 para que esas pólizas pudieran cobrarse.

    Concretamente 191.350 personas, lo cual supone un aumento interanual de casi un 10,6%, y representa el 44% de las 434.739 solicitudes recibidas en total por dicho Registro el año pasado.

    ¿Qué es un certificado negativo?

    Dentro de esas peticiones se incluyen los certificados negativos, que son los que no tenían ningún seguro de vida asociado. Estas fueron casi 240.000, es decir, un 4,6% más que el anterior año. Abarca también las notas informativas, las cuales sumaron 3.429 frente a las 3.472 de 2016, y constituyen la respuesta a una petición de información en vida del asegurado cuando alguien tiene dudas sobre las pólizas que ha contratado, por ejemplo.

    Son muchas las personas que se deciden a contratar un seguro, ante la tranquilidad que supone contar con estas prestaciones, y corroboran por ejemplo las opiniones de Santalucía que cualquier persona puede encontrar en Internet. Pero una vez que alguien fallece, para sus familiares puede ser muy duro empezar a buscar documentos para realizar ciertos trámites. En relación a los seguros, esto se puede solucionar rápidamente gracias al registro antes mencionado, que es de tipo público.

    No, saber si se es beneficiario de un seguro no es complicado

    Tan solo se puede acceder al Registro cuando fallece el asegurado

    En el portal web oficial del Ministerio de Justicia se explica que: "el acceso al Registro sólo podrá realizarse una vez fallecido el asegurado, previa acreditación de tal circunstancia, y siempre que hayan transcurrido quince días desde la fecha de defunción".

    Después de aportar el certificado de defunción y cumplimentar debidamente la solicitud de la información, el Registro facilita una certificación en la que constan, en caso de existir, los seguros correspondientes. De esta forma, el interesado tendrá la oportunidad de acudir a la aseguradora con la que se contrató la póliza, para saber si es beneficiario de esta.

    ¿Se puede saber quién es el verdadero beneficiario del seguro?

    Puede ocurrir que existe un seguro de vida, pero el familiar que realiza la consulta no sea beneficiario del mismo. En ese caso la aseguradora no tiene la obligación de comunicar el nombre de la persona que tiene derecho a su cobro.

    Se puede solicitar el certificado por correo, por Internet (en www.mjusticia.gob.es), o acudir en persona a la sede central del Registro en Madrid o a las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia, entre otras opciones. El registro ha recibido aproximadamente 3,66 millones de solicitudes desde su creación en junio de 2007. De estas, casi 435.000 corresponden al ejercicio pasado.

    Entre esas solicitudes se incluyen notas y certificados, y 122.487 de ellas procedían de las notarías, que tienen la obligación de informar de oficio cada vez que tramitan una herencia, y que emitieron la misma cifra de certificados, de los que 38.664 tenían alguna póliza asociada. Cabe destacar también que otras 22.256 peticiones llegaron de forma telemática, existiendo algún seguro en 11.342 de ellas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook