Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 10
    Agosto
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Limpiar plata limpiar oro

    ¿Es posible limpiar la plata y el oro sin dañarla?

    A fin de preservar la buena condición y estado de nuestra joyería y accesorios, debemos tener en cuenta que con el paso del tiempo estos podrían deteriorarse u obtener un aspecto sucio que ningún beneficio les reporta.

    Es por esta razón por la que su estética y aspecto han de estar siempre impecables ya que de lo contrario las aleaciones podrían adquirir corrosión y en última instancia estropear la pieza.

    En este artículo vemos cómo se puede limpiar fácilmente el oro desde casa utilizando materiales del día a día que todos seguramente tengamos. Y además, veremos algunos trucos que son magníficos para dejar el oro impoluto. Así que, coge lápiz y papel porque los siguientes consejos podrían ayudarte muy y mucho a dejarlas impolutas y devolverles su belleza natural.

    ¿Es posible limpiar la plata y el oro sin dañarla?

    Algunas técnicas para limpiar la plata

    • Bicarbonato de sodio: es que es un elemento indispensable en la limpieza en general, con múltiples usos en diversas áreas. Para el caso específico de la plata se debe hacer una especie de pasta que se forma al mezclar la sustancia el agua tibia, esta se puede proceder a frotar sobre la pieza con un trapito que no desprenda pelusas de hilo como la tela de paño sino más bien una gamuza o similar o simplemente utilizando los dedos. Finalmente se debe enjuagar con agua tibia también y limpiar con paño adecuado nuevamente.
    • Sal y papel aluminio: luego de colocar a hervir agua con sal y mezclar se introduce una lámina de papel aluminio y coloca sobre el fondo para luego insertar la pieza y dejar por unos minutos. Secar finalmente con tela suave.

    Algunas técnicas para limpiar el oro

    • Lavavajillas o lavaplatos: es una de las comunes y utilizadas herramientas en este caso en particular, se debe agregar un poco de esta sustancia a un recipiente que contenga agua tibia y luego introducir la pieza en la solución jabonosa, dejar actuar y cepillar si se tiene un cepillito cuyas cerdas sean suaves y que no rayen la pieza. Luego enjuagar y secar con tela suave.
    • Amoniaco: algunas personas recurren a esta técnica, pero es bastante delicada y tiene ciertos riesgos no sólo respecto a la pieza sino también respecto a la persona por la riesgosa naturaleza de la sustancia. Se sumerge la pieza en un litro de agua con aproximadamente una cucharada nada más de amoniaco muy brevemente, luego se enjuaga bien y se limpia con algodón para que absorba.

    Recuerda tus prendas de joyería son valiosos tesoros así que ten siempre en cuenta que la limpieza de este tipo de artículos ha de ser delicada, suave y nada o muy poco agresiva.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook