Blog 
Servicios generales
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Servicios generales - Ana María

Ana María


Archivo

  • 19
    Septiembre
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    Cómo arreglar los problemas de fontanería más comunes

    Cómo arreglar los problemas de fontanería más comunes

     

     

    Nuestros grandes expertos te explican cuáles son los problemas de fontanería más conocidos y cómo arreglar los problemas de fontanería más comunes. Revisa este artículo para conocer las principales tareas que desempeñan los fontaneros en los hogares y descubre cómo arreglar los problemas más básicos en tu hogar hasta que llegue un profesional de la fontanería.

    Arreglar un grifo que gotea

    Uno de los problemas más comunes en lo que a fontanería se refiere y que en la mayoría de casos podrás arreglar desde la comodidad de tu hogar sin necesidad de contratar a un fontanero profesional es el arreglo de un grifo que gotea. Se trata de un problema que suele suceder en muchos hogares y que aunque puede parecer una tontería a la larga puede provocar que se pierda muchísima agua, con lo que la factura puede llegar a subir y además se desperdicia mucha agua. Para arreglar este problema recomendamos cambiar el grifo o alguna de sus partes.

    Desatascar un fregadero

    En segundo lugar, los atascos en fregaderos (aunque también en lavabos, duchas...) que pueden deberse a la acumulación de residuos como cabellos, por ejemplo, son también un problema muy común en los hogares que puede arreglarse de forma sencilla usando normalmente rejillas en los desagües. Si ya se ha atascado lo mejor será usar productos para el desatascado o intentar sacar la suciedad de la tubería. Si el problema es más complicado será mejor contratar a un buen profesional, quien lo arreglará rápidamente.

    Quitar la cal de tuberías y grifos

    Otro de los problemas de fontanería más comunes es la aparición de cal en diferentes grifos y tuberías. Suele suceder sobre todo en la ducha y hace que el agua no fluya bien. Para evitarlo se debe limpiar estas zonas de forma regular y si se vive en un lugar en el que el agua cuenta con mucha cal no mejor será utilizar algún producto de calidad para eliminarla. Si el grifo, la tubería o la pieza afectada en cuestión se encuentra muy dañada, como nos aconsejan desde este portal especializado de Barcelona, sin duda lo mejor será sustituirla por una nueva.

    Arreglar una cisterna que gotea

    Al igual que los grifos, las cisternas que gotean son otro problema de fontanería muy común. Para arreglarlo y dejar de perder agua cuanto antes tendrás que revisar si se ha enganchado el pulsador o alguna pieza de dentro de tu cisterna pues en la mayoría de casos el problema será así de sencillo. Si aún a pesar de ello no consigues arreglar nada será el momento de llamar a los profesionales.

    Desatascar tuberías

    Y en último lugar, sin duda otro de los problemas de fontanería que más suelen arreglar los fontaneros son los atascos en las tuberías cualquier tipo. Lo mejor para evitar este problema es, como decíamos más arriba con los atascos en fregaderos y demás: no tirar nada de basura ni desperdicios ni suciedad por los desagües (una cosa es que se cuele algún resto y otra usar el desagüe para tirar diferentes tipos de residuos).

    Si el atasco ya está formado y quieres limpiarlo o mantener tus tuberías en un óptimo estado revisándolas de forma regular te recomendamos que evites tirar basura por los desagües. Asimismo, otra opción muy buena será hacer una limpieza de las tuberías de forma regular usando siempre productos desatascadores. Si has llegado tarde y tus tuberías ya están atascadas no te preocupes porque también tienes distintas maneras de poder arreglarlas.

    En primer lugar te recomendamos los desatascadores mecánicos, que sin duda son una muy buena opción porque no son tóxicos (hablamos de herramientas como los desatascadores mecánicos y los de aire comprimido). Asimismo, otra buena opción también son los desatascadores químicos. Estos productos son realmente efectivos pero se deben manipular con cuidado porque de lo contrario pueden llegar a dañar de forma severa las tuberías.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook