Blog 
Pégame un viaje
RSS - Blog de Pablo González Torres

El autor

Blog Pégame un viaje - Pablo González Torres

Pablo González Torres

Soy periodista y me llaman Pablo. Un pequeño escáner: viajar, escribir y no estar quieto

Sobre este blog de Sociedad

Si te gusta viajar, conocer historias y vivir aventuras, ¡éste es tu sitio!


Archivo

  • 29
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    SOCIEDAD Alicante bologna

    Dos alicantinos por Bolonia

    Esa noche Eslovenia era el vecino que monta una fiesta y Croacia la señora que toca a la puerta para pedir silencio. Eran las cinco y media de la mañana, el sol estaba por salir, y a mi cuerpo le quedaba menos de una raya de batería. La música del país esloveno llegaba al otro lado de la costa, por donde estaba yo. Y es que estos países no sólo se unen por la frontera, sino que apenas unos metros de mar les separan. Difícil un esloexit para los croatas.

    Hubo último chapuzón antes de las cinco horas y media de autobús. Un poco de atasco, y a recibir a javi tan sólo unos días después.

    Este fiera alicantino es amigo mío desde los tres años, y estos meses, aunque estamos lejos de casa, seguimos cerca. No cruzando la calle, pero sí a dos horas y media de autobús. Él un poco más al norte, aunque lejos del prototipo milanés; yo en el centro, un poco más acorde. Y como yo ya estuve en Milán, su ciudad, ahora le tocaba a él.

    Bolonia le gustó; sus tagliatelle al ragù todavía más. La diferencia más notable respecto a Milán que notaba era la gente: "todo el mundo va más a su bola aquí", decía. Vimos todo lo que había que ver, incluso un poco más en una fiesta en la piscina. Tampoco nada fuera de lo normal, aunque sí lo suficiente como para compensar a Javi no haber podido ver por reformas el famoso pene de Neptuno.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook