Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN y de otros artículos. Pero uno también le da a otros géneros y al humor gráfico desde mis tiempos en La Codorniz

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura, lo cotidiano y la creatividad. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la ternura, la acidez y la transposición de ideas en unas cuantas pinceladas


Archivo

  • 26
    Abril
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    actualidad

    Tras la tempestad de los debates...

    Dos de ellos sobreactúan hasta el infinito. Casado y Rivera. Mienten pensando en cazar votos con la tétrica sombra de Vox detrás. El segundo es ese muchacho que saca pecho, que aspira a ser el primero de la clase y hace todo lo posible para ofrecer esa impresión. Mira a la cámara e intenta comer el tarro al público, descaradamente, con la cargante teatralidad que define a este personaje. Va de listo. Y se pasa de rosca.

    El otro no se queda muy atrás y pone en práctica todos los deméritos posibles y sus golpes de efecto con tal de embaucar a la parroquia. O de asquearla. Depende de cada espectador.

    Tras la tempestad de los debates...

    El nervioso Rivera quiere que los demás vean que Sánchez está de los nervios. Monta su ridículo e impertinente espectáculo y se siente feliz creyendo que es el mejor y que los mayores aplausos los obtiene él. Tira piedrecitas a Casado, y este otro se las devuelve. Son de idéntica familia. Un par de empollones sonrientes que han aprendido la lección y la sueltan cada día con sus estribillos. Como casi todos. Pero con la diferencia de que ambos son de la misma escuela. La del peor y más engañoso histrionismo.

    Por su parte, Sánchez va de hombre de Estado, sereno y cabal, y san Pablo Iglesias, con la Constitución en pie de guerra, ejerce su papel de joven profesor que pone orden ante el alboroto. Casado y Rivera se proclaman “constitucionalistas”, se creen sus cinismos y exabruptos y pretenden ensuciar al adversario.

    Tras la tempestad de los debates...

    Avanzar o retroceder, ese es el dilema del 28A. Batallar contra la desigualdad, la crispación, la corrupción generalizada y las cloacas del Estado, que han vivido en el seno del PP tan ricamente, o defender estas cosas en las urnas. Los reyes de la precariedad y la “honestidad” demostradas en la gestión de la crisis, los populares, presumen de creación de empleo y denuncian, junto a Cs, los pactos del PSOE con los independentistas, que nunca han existido ni pueden existir al margen de la Carta Magna y del Estatuto catalán. Simple propaganda electoralista.

    O lo de bajar los impuestos, según Casado y Rivera, como si lo importante no fuese quién tiene que pagar más. En suma, al margen de los debates shows, hay dos opciones básicas. Atascarse, ir hacia atrás incluso, o transformar y perseguir dignos niveles de justicia social. Que las élites marquen el rumbo o que las personas contribuyan a marcarlo más allá de la frontera de las elecciones. La misma cuestión es válida para los comicios autonómicos.

    Pinchen este enlace de música  https://youtu.be/wB41SFS-KRs       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook