Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN y de otros artículos. Pero uno también le da a otros géneros y al humor gráfico desde mis tiempos en La Codorniz

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura, lo cotidiano y la creatividad. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la ternura, la acidez y la transposición de ideas en unas cuantas pinceladas


Archivo

  • 10
    Julio
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Cultura

    En mi pueblo no había playa pero pusieron una

    Los habitantes presionaron al alcalde y, como alcalde nuestro que es, puso una playa en el campo. Los operarios echaron agua y un paquete de sal. Una playa pequeñita. Se coge número y chapuceas cuando toca.  

    Echaron gambas a la plancha, porque no había otras con este calor, y un tiburón. Hinchable, eso sí, para que no muerda. Como no hay arena, colocaron una alfombra amarilla al lado del agua. La playa es tan pequeña que no caben sombrillas. Te pones el sombrero. Además, tiene aire refrigerado gracias a los abanicos municipales.  

    Un pescador echó una sardina al agua y la pescó. Otro día echó otra sardina y pescó un lenguado… Ayer se metió una señora un poco gorda en la playa y todavía sigue ahí. Dice que tiene calor y que, como no la saquen a empujones, no sale. A ver quién puede empujarla… Han avisado a la grúa municipal para que se la lleve por aparcamiento indebido. Si su esposo la quiere recuperar va a tener que pagar una multa. Gorda, desde luego.  

    El agua de la playa ha perdido color y han vuelto a pintarla de azul con una brocha. Pequeñita pero moderna. Pones el enchufe y el sol se enciende. Hay un socorrista que está en su casa porque no cabe en la playa. Si te ahogas le avisas y viene rápidamente. Al cabo de media hora. Cuando te ahogas del todo. 

    El problema es que uno no puede casi nadar. Te sales al campo enseguida. Y si metes una barca no navegas a ninguna parte. En fin. En mi pueblo no había playa pero pusieron una. En realidad, ahora no hay. Algún bromista quitó el tapón del desagüe de la playa y se ha ido el agua. A ver si el ayuntamiento abre el grifo… De momento, voy a mojarme con una regadera.  

    Pinchen este enlace de música  https://youtu.be/gTkJ-nP6pXY  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook