Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN y de otros artículos. Pero uno también le da a otros géneros y al humor gráfico desde mis tiempos en La Codorniz

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura, lo cotidiano y la creatividad. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la ternura, la acidez y la transposición de ideas en unas cuantas pinceladas


Archivo

  • 22
    Mayo
    2020

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Cultura humor gráfico

    Diario de un encierro. El álbum (14)

    Como los espectáculos en vivo no funcionan, monta el tuyo si quieres. Coges un trapo y desfilas por el salón. Aguardas con nervios al toro que está a punto de salir y de arremeter contra el trapo. No aparece. A ver si el toro no ha venido… O que llega tarde. Los toros son también impuntuales a veces. Tú te entrenas mientras. Toreas como puedes y aguardas la salida impetuosa del bicho para torear. No le ves. Sabes que es invisible. Que debes permanecer alerta.

    Diario de un encierro. El álbum (14)

    La cuarentena tiene sus fases y las condiciones cambian. Tener cuarenta años está muy bien. O cuarenta y tantos. La cuarentena evoluciona en el estado de alarma. Y la gente evoluciona con la edad. En un sentido u otro. El cuerpo envejece, el espíritu madura… Tener ochenta tacos y un día es un éxito, sobre todo si funciona la capacidad de respuesta. Es posible tener cuarenta y parecer que tienes ochenta. Y también lo es tener ochenta y parecer que tienes cuarenta o algún año más. 

    Diario de un encierro. El álbum (14)

    Escalas, subes a la cumbre del fracaso e intentas bajar de allí cuanto antes. Lentamente y con el pie firme para no caer. La desescalada es progresiva y conviene que sea segura. Sin tensiones. La tensión no aporta. Dificulta. Echa leña al fuego que intenta sofocarse con la mejor voluntad. Entre todos. Todos no actúan igual y tensan la cuerda, por orden de la superioridad incompetente, en busca de votos. Aprovechando el problema. Sirviéndose de él para sus fines de baja estofa.

    Diario de un encierro. El álbum (14)

    La rutina impone su ley y la monotonía triunfa. Más aún ahora y a pesar de los mecanismos existentes que intentan neutralizarla. La rutina ha existido siempre. Incluso la más agobiante monotonía, que es peor. El personal intenta romperla, salir de ella. Sales y vuelves a entrar en una rutina diaria parecida si las cosas no cambian. Si no haces algo con el fin de que cambien, suponiendo que quieras. Porque si no quieres te acomodas en la incómoda comodidad y nada cambia ni se transforma.

    Diario de un encierro. El álbum (14)

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook