Blog 
Juego de series
RSS - Blog de José Antonio Martínez Perallón

El autor

Blog Juego de series - José Antonio Martínez Perallón

José Antonio Martínez Perallón

Fan incondicional de todas (o casi todas) las expresiones de cultura popular y conocedor de numerosos datos que queda bien repetir, aunque puede que no valgan para nada.

Sobre este blog de TV

Una mirada a las series por las que debes dejarte atrapar y de las que debes evitar.


Tweets by @jam1970_

Archivo

  • 13
    Diciembre
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Alicante TV

    Into the Dark y el efecto Vigalondo

    Into the Dark y el efecto Vigalondo

     

    Sin duda, el mejor episodio de los tres que se han estrenado de Into the Dark, la nueva serie antológica de terror de Hulu incorporada al catálogo de HBO España, es el que dirige Nacho Vigalondo. Y esto lo demuestra el que sean sus imágenes las que se usan para promocionarla. Doce episodios de hora y media de duración cada uno, independientes el uno del otro, pero con el hecho en común de que son de terror y ambientados en distintas fiestas del año. Los tres primeros capítulos se estrenaron el pasado fin de semana y a partir de ahora se irán ofreciendo al ritmo de uno al mes coincidiendo con la llegada de festividades esperadas en el calendario.

    Que el episodio de Vigalondo sea el mejor de los realizados y que esté ambientado en las navidades es el colofón para un año más que digno en las series de televisión españolas. ¿Quién nos habría dicho hace dos años que series como Élite o La Casa de Papel se iban a convertir en dos de las producciones más vistas en el catálogo internacional de Netflix? Y eso por no hablar de la gran calidad de Fariña o los aciertos de Movistar al lanzarse a producir ficciones para codearse con las grandes plataformas internacionales de pago. El episodio navideño de Vigalondo es la mejor forma para despedir un año dulce para la ficción nacional.

    ¿Hace cuánto esperábamos oír que un director español iba a ser la figura de mayor peso en una serie internacional? Haber dejado el capítulo de Vigalondo como aliciente para ver la siguiente entrega de la serie el mes que viene, da muestra de que los productores estaban muy seguros de su calidad. Mientras los dos primeros están más enfocados al suspense y a los asesinatos en serie, el realizador español cierra un capítulo con toques más sobrenaturales. Quizá no llega en el mejor momento, después de que La maldición de Hill House haya puesto patas arriba el terror en televisión, pero la historia tiene toques de surrealismo que harán al espectador comerse la cabeza para recomponer el puzzle tras el desenlace.

    Pooka es el muñeco de cara inexpresiva y con ciertos aires a un Furby con el que una empresa pretende revolucionar el mercado en plenas fiestas navideñas. El protagonista del episodio es un actor que es contratado para ponerse el disfraz del juguete que tiene encandilados a todos los niños. Este trabajo supondrá un verdadero pacto con el diablo que, por un lado le traerá prosperidad económica y el amor de su vida, pero, por el otro, le suponen desgracias e infortunio. El muñeco repite con personalidades aleatorias las frases que los niños le dicen, unas veces con voz dulce y encantadora y otras con un tono maligno. La vida de nuestro protagonista alternará esos momentos dulces con esos otros más amargos, con dificultad para distinguir presente, pasado y futuro. Los tres tiempos se van entremezclando en una historia que está muy influida por el singular estilo de David Lynch y su Twin Peaks, por Donnie Darko o por Los Cronocrímenes del propio Vigalondo.

    El primer episodio nos cuenta la historia de un sicario que ha cometido un asesinato la Noche de Halloween y para deshacerse del cadáver se atreve a pasearse con él por la calle envuelto en un plástico, confiado en que la gente pensará que se trata de un disfraz. Tras tener un problema con el coche, no se le ocurre mejor idea que aceptar una invitación a una fiesta en una casa por parte de un grupo de personas al que le encanta su disfraz. El problema de este capítulo es que tiene giros de muy dudosa credibilidad. El segundo episodio cuenta la historia de una joven adolescente que padece agorafobia y vive encerrada en su casa con pánico a salir a la calle tras la violenta desaparición de su madre. La protagonista se verá envuelta en una oscura historia el Día de Acción de Gracias con un asesino en serie de por medio que supondrá toda una terapia de choque para curarse de su problema. Una fecha poco habitual para ambientar este tipo de historias. Los trabajos de Paul Davis y de Patrick Lussier como directores no están a la altura del de Vigalondo.

    Into the Dark tiene aires a otras series del género como Masters of Horror, otra antología de terror que sacó adelante Showtime en 2005, y que reunía a los mejores directores de terror para contar una historia diferente en cada entrega. El problema es que se han hecho muchas más cosas desde entonces y la serie de Hulu se antoja algo obsoleta. Con el trabajo de directores como Vigalondo, sacan las castañas del fuego.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook