Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de Moisés Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros - Moisés Aparici

Moisés Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 14
    Marzo
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    NADA ES LO MISMO

    No sé si la política actual se puede igualar al estilo político del siglo pasado, aunque me da a mí, que el ejercicio de la política actual no sale muy bien parado. ¿En qué se están convirtiendo nuestros políticos cuando procuran conseguir doblegar al adversario mediante el abuso de la denuncia judicial? Y no es que poner en manos de la JUSTICIA a “los malos” próceres o las irregularidades administrativas que cometen resulte descabellado, más bien es que se vislumbra el afán de ventaja, de revanchismo lo que les impulsa. En esto los jueces no son culpables, a la Justicia le llegan las denuncias, y éstas son admitidas o no lo son.
    Creo que en política no todo vale, y que lo único que no tiene límites es el cielo. Todavía tengo el corazón encogido, y siento profundo sentimiento de repugnancia, desapego y desconfianza por nuestros políticos. No sé, no entiendo de esto, pero no me han gustado nada las formas y maneras en que se ha desalojado de su carrera política al alcalde Gabriel Echávarri. Le han descabalgado a empellones, y lo que es peor, no por hacer justicia, si no por despecho, por notabilidad o recuperar en el juzgado lo que no supieron sostener en las urnas.
    Hay políticos de la izquierda extrema o de la derecha de siempre a los que atribuiré esa sombra aguzada y alargada con la que han confundido eso de ser y ejercer de oposición. Parece que no quedan caballeros del Honor aunque pretendan hacernos creer que acuden a los tribunales por decencia política. Parece más que sólo miran por sus propias circunstancias, es más fácil dejarse llevar por el populismo fácil demandando la cabeza del alcalde, que el preocuparse por el bienestar de los alicantinos. Ya nada es lo mismo, denuncia, denuncia al adversario que la guillotina funciona. Y todos felices.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook