Blog 
El cofre de mis tesoros
RSS - Blog de Moisés Aparici

El autor

Blog El cofre de mis tesoros - Moisés Aparici

Moisés Aparici

Escritor entusiasta de las causas más desfavorecidas de nuestra sociedad.


Archivo

  • 04
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Alicante

    Asperjar

    Lo siento queridos lectores, no logro quitarme de la cabeza esta problemática y vorágine de acontecimientos que nos zarandean y zahieren a diario respecto a la escisión catalana de España. Estoy triste, apenado. Nos quitan la alegría, optimismo y anhelo por mejorar. Todo varía, así comenzamos a mirar a los catalanes con ojos ausentes, poco a poco dejamos de discernir si son galgos o podencos y les metemos a todos en el mismo saco, el de la independencia. Pero nos equivocamos, los sediciosos independentistas son por el momento quienes hacen el ruido, agitan las masas desde las calles y en su delirio están a muy poco de que el orden y la Ley dejen paso al marasmo de enfrentamiento y confusión.
    Hemos mirado a los catalanes como especiales, pero no menos que los asturianos, andaluces o madrileños, pues la grandeza de nuestra España radica en las notables diferencias de sus regiones. Los nervios estallan raudos, las familias se dividen, la sociedad también y en muchos hogares españoles cunde el miedo a la confrontación. Antaño el viento mecía impasible la dócil hierba del campo, hoy la convivencia en España corre peligro de troncharse merced al empecinamiento célere en saltarse la LEY, el Estatud y la Constitución que todos los españoles nos dimos en aras a una acorde y pacífica convivencia. Los dirigentes catalanes insisten en asperjar su locura independentista a todo aquel que quiera escucharles, mas no dejan de ser palabras melifluas y soflamas mentirosas.
    ¿Cuánto daño y dolor esparcen estas personas enrocadas en la locura? Los días, las horas se queman raudas delante del televisor. La tormenta emerge con grandes nubarrones, y si nadie lo remedia, su lluvia caerá pertinaz asaetándonos con su virulencia. Agitar masas es muy arriesgado, en cualquier momento se pierde el control y estalla la algarada.
    No quiero dejar de resaltar la profesionalidad y entereza de nuestras fuerzas de seguridad, permanecieron en primera línea tratando de hacer cumplir la Ley, la orden que un juez dictó. Tiempo habrá de dilucidar si su actuación el día del referéndum ilegal merece o no sanción, lo que no olvidaré es la impasibilidad de esos mossos afianzados a tierra cuales frondosos cipreses abriendo camino al cementerio. No me fio de este cuerpo policial, me ha defraudado.
    En cuanto a la grima y decepción que siento, nada bueno puede suceder saltándose las leyes. Con naturalidad pasmosa, los sediciosos dirigentes políticos han azuzado y abusado de la credulidad de miles de catalanes, a quienes van a defraudar muchísimo cuando esa independencia sea proclamada y no reconocida. Veremos dejes de tristeza, ojos y miradas de cólera, y entre tantos juegos de miradas que claman respuesta, el sol volverá a bañar nuestros rostros y recuperaremos templanza y serenidad. La atmósfera tirante resuena al adentrarse en calles catalanas y muchos puntos de España, pero retornará la calma y el buen sentido. Nunca debieron agitar ni asperjar el avispero de las masas. De todo corazón, retorna NORMALIDAD.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook