Blog 
Dos Cosas Hay En La Vida
RSS - Blog de Paloma Amo

El autor

Blog Dos Cosas Hay En La Vida - Paloma Amo

Paloma Amo

Paloma Amo es Decoradora de Interiores, LifeStyle Blogger y Community Manager >> Colaboraciones : palomabaile@gmail.com >> Facebook @palomaamointeriorismo >> Twitter @palomamobaile >> Instagram palomamobaile

Sobre este blog de Decoracion

Decoración de interiores y lifestyle


Archivo

  • 11
    Septiembre
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    decoración interiorismo mobiliario Estilo Francés

    UN CLÁSICO INFALIBLE

            UN CLÁSICO INFALIBLE

     

    Hace algún tiempo cuando me preguntaban cual era mi estilo de decoración favorita entraba en una especie de bucle mental en que era bombardeada por un montón de preciosas imágenes de interiores de estilos distintos, (algo así como un Pinterest imaginario), y en el que todas me encantaban. A día de hoy puedo decir que desde luego son muchos de los que me declaro fan, pero si que es cierto que hay uno que prevalece por encima de los otros, y ese es el estilo francés. De siempre me han encantado los palacios franceses, ese concepto de elegancia y toque refinado de antaño es un clásico que contiene gestos que no pasan de moda, una especie de espejo en el cual siempre mirarnos y tomar como referencia, además todo apunta a que la tendencia vuelve a esa casilla de partida.

     

    Y es que puestos a analizar, este es el estilo que tiene todo lo que nos gusta y hace que muy pocos se resistan a su belleza, además es muy fácil de adaptar a nuestro tiempo al ser perfectamente compatible con piezas de estilo nórdico o boho tan de tendencia, creando mezclas muy interesantes.

    Pero vayamos al grano y desgranemos de una vez las señas del french style que tanto nos hace latir el coeur, y que bien podemos llevar a la deco de nuestro hogar sin temor a equivocarnos, combinándolo sin problema con alguna de nuestras piezas actuales ¡Vamos!

     

    1. Molduras o la pieza clave para ornamentar techos y carpinterías, ellas lo son todo. Con la llegada del minimalismo terminamos con ellas, pero ellas esperaron pacientes a sabiendas que no tardaríamos en reclamar su presencia. Por lo que resurgen de los escombros para volver a colarse en nuestros techos, o creando cuarterones en paredes y puertas de paso.

    2. Lámparas de araña, que lejos de ser una pieza pasada de moda, es ya todo un clásico que otorga ese toque elegante donde se cuelgue. Perfecta para ambientes sencillos y poco cargados, y así hacerla destacar a tope. Lo ideal para darle una lectura renovada, es ubicarla en sitios poco habituales y no caer en los obvios, llevándola en esta ocasión por ejemplo, sobre la bañera, el vestidor o en la entrada de casa.

     

    3. Alfombras persas o la pieza clave para decorar con estilo, sí o sí el suelo. Siempre colocándose sobre una base muy neutra, ya sea en madera o mármol, para que luzca 100% su elegante colorido y delicada geometría oriental.

     

    4. Capitoné, si no aún no sabes a lo que me refiero, ya te digo yo que estás harta de verlo. Se trata de esa técnica de tapicería acolchada creando rombos y rematada con botones, que resulta de lo más exquisita y acogedora. Puedes llevarla a tu hogar, sin caer en el exceso, por ejemplo en una única pieza de asiento como el típico puff, o el cabecero del dormitorio. Eso sí, ya que te pones, elije para tu capitoné un terciopelo en color llamativo, no te cortes y crea una pieza súper especial y coqueta en rosa, amarillo o turquesa ¡Yo lo haría!

     

    5. Dorados, o el metal rey del estilo francés, y es que no podía ser otro el encargado de transmitir a la perfección esa sensación de lujo y elegancia. Siempre en su justa medida y sin abusar, puedes aplicarlo en los marcos de espectaculares espejos en la entrada de casa o el vestidor, o dorados en pequeños detalles como manivelas, bisagras, griferías y accesorios de baño. Y es que desde luego este estilo, te lo digo ya, a priori no admite la plata.

     

     

    6. Y por ultimo, los accesorios que dan ese toque final o llámese “je ne sais quoi” que hace que los ambientes no sean como los demás, y no son otra cosa que detalles tales como algunas piezas de arte escogidas con gusto para salpicar paredes y rincones, a los que les sumamos el gesto de amontonar libros por las esquinas, dejándolos caer sin ninguna “intención” pero con toda la del mundo, y por último que no falten las flores frescas ¡Así son los franceses!

     

            UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE        UN CLÁSICO INFALIBLE

     

    Instagram @palomamobaile

    Vía Pinterest 

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook