30 de junio de 2020
30.06.2020
Información
Benidorm

Nuevas normas para la reapertura del mercadillo de Benidorm: mascarilla obligatoria y prohibido tocar la fruta

Casi 90 puestos de alimentación regresan este miércoles, día 1, a la explanada de Mercasa

30.06.2020 | 16:25
Plano con la nueva distribución de los puestos del mercadillo facilitado por el Ayuntamiento.

Los puestos se colocarán guardando la distancia y sólo se podrá acceder por la entrada habilitada por el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Benidorm ha dado a conocer este martes las normas con las que mañana, día 1 de julio, volverá a reabrir el mercadillo municipal de la ciudad, tres meses y medio después de su cierre obligado a raíz del estado de alarma declarado por la pandemia del coronavirus.

En vísperas de la reapertura del mercadillo municipal de Foietes, que volverá a montar todos los miércoles, la Concejalía de Comercio ha destacado que el uso de la mascarilla será obligatorio para acceder y permanecer en el recinto, en el que también deberá respetarse en todo momento la distancia de seguridad de 1,5 metros.

El edil de Comercio, Lorenzo Martínez, ha recordado que el mercadillo retomará su actividad con la apertura de 87 puesto de alimentación y con una nueva distribución de los mismos, que según explica permitirá "cumplir con la distancia social que marca la normativa y también ordenar el tránsito de los usuarios y los procesos de compra en cada puesto".

El horario del mercadillo será de 08.00 a 14.00 horas. El perímetro estará delimitado y habrá un punto de acceso y otro de salida, para evitar el cruce de los usuarios. Ambos estarán ubicados en las inmediaciones del centro social José Llorca Linares. En la entrada se dispondrá de gel hidroalcohólico a disposición de los clientes.

Una vez dentro, "la nueva distribución amplía los pasillos de circulación para garantizar la distancia entre los clientes que estén comprando en los puestos y los que se encuentren en la zona de paso". Además, "sólo se van a instalar puestos en un lateral de cada pasillo", y el tiempo de permanencia de los consumidores "deberá ser el estrictamente necesario para la adquisición de productos". Asimismo, "queda totalmente prohibido que los clientes toquen el género", ha agregado el concejal.

Como ya se avanzó el pasado viernes, la entrada y salida estará controlada por un grupo de inspección para garantizar el cumplimiento de los aforos y evitar aglomeraciones. Según ha aclarado el edil, "en caso de picos de afluencia masiva de clientes se impedirá la entrada al recinto, debiendo esperar los usuarios fuera del mismo de forma organizada, dando prioridad a las personas mayores".

Martínez ha recordado que "en las últimas semanas los técnicos municipales y la Jefatura de la Policía Local han trabajado para adecuar el recinto del mercadillo y su operativa a la nueva situación generada por el covid-19, así como a la circular trasladada al respecto por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)".

Por ahora, sólo se reabre la sección de alimentación del mercadillo, aunque desde el Consistorio indican que conforme vaya evolucionando la situación, se reabrirá el resto de puestos.

Por lo que se refiere al mercadillo Pueblo, que es privado y se monta los miércoles y domingos en el barrio del Rincón de Loix, fuentes municipales han confirmado que el mismo permanecerá cerrado y que todavía no se ha comunicado una fecha para su reapertura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook