17 de junio de 2020
17.06.2020
Información

Benidorm mantiene sus Fiestas Patronales pese al covid-19

El Ayuntamiento acuerda con las principales entidades festeras no suspender el calendario programado del 6 al 11 de noviembre y asumirá el papel de los mayorales, que cesan ahora en su cargo y repetirán junto a las reinas y damas en 2021

17.06.2020 | 15:18
Público durante el disparo de una de las mascletás de las Fiestas Mayores del pasado año.

La decisión tiene en cuenta el impacto de los festejos en el turismo y el golpe económico que un anuncio de cancelación tendría.

El Ayuntamiento de Benidorm tiene previsto mantener la celebración de sus Fiestas Mayores Patronales el próximo mes de noviembre a pesar de que la gran mayoría de municipios, no sólo de la provincia sino también del conjunto de España, ha optado por cancelarlos debido a la pandemia de coronavirus. Así al menos lo ha acordado el gobierno local con las principales entidades festeras de la ciudad, como la Comisión de Fiestas, la Associació de Penyes, la Asociación Cultural y Recreativa La Barqueta y los colectivos de Camareres y Mariners de la Mare de Déu y Costalers de Sant Jaume, en una reunión mantenida este miércoles para tomar las primeras decisiones sobre este tema.

Ahora bien, aunque estas entidades colaborarán con el Consistorio, será el propio Ayuntamiento quien se encargue de la organización y promoción de todos los actos que se puedan realizar, puesto que los mayorales de 2020 han decidido "congelar" su labor hasta el próximo año y, por tanto, no tendrán ninguna responsabilidad en las Fiestas de este año. 

El edil de Festejos, Jesús Carrobles, ha confirmado a este diario la decisión de seguir adelante con el calendario, si bien ha indicado que los actos a desarrollar del 6 al 11 de noviembre se irán decidiendo en función de cómo evolucione la crisis sanitaria en la que nos encontramos por el covid-19. "No sabemos qué puede pasar de aquí a unos meses. Si llegado el momento se pueden hacer dos mascletás, las procesiones, la ofrenda, las misas o los conciertos, se harán. Si no, se celebrará lo que en ese momento sea posible hacer", ha explicado.

Tanto el propio Carrobles como algunos de los representantes festeros tienen claro que las de 2020 serán unas fiestas "atípicas" y "muy diferentes" a las de años anteriores, sobre todo en lo que concierne a las peñas y a los locales festeros, principalmente en las zonas con mayor aglomeración de personas, como la calle La Palma o adyacentes, donde es del todo imposible garantizar las medidas de distanciamiento social.

En previsión de lo que pueda ocurrir en los próximos meses, Ayuntamiento y entidades también han acordado que las damas y reinas de 2020, así como el resto de dirigentes festeros y mayorales, cesen ahora y retomen sus cargos de cara al año 2021. Por un lado, por todas las actividades que no se han podido celebrar desde que se declaró el estado de alarma -16 de Marzo, Mona, Acampada, etc-; por otro, por si llegado el momento las Fiestas finalmente no pudieran celebrarse, por ejemplo, si se produce otro rebrote de la enfermedad a partir del otoño.

A esto también se suma el hecho de que los mayorales ya comunicaron semanas atrás al Consistorio que renunciaban a organizar cualquier acto festero de ahora en adelante: "Todo lo que se programe para noviembre será por parte del Ayuntamiento y con presupuesto municipal, no de la Comisión. Nosotros volveremos a iniciar los cargos de cara a las Fiestas de 2021", aseguran desde la directiva de los mayorales. 

Tirón económico

En la decisión de no acordar todavía una posible cancelación de las Fiestas Mayores Patronales ha tenido mucho peso la repercusión económica que este anuncio podría tener sobre la ciudad y el mal momento por el que atraviesa el turismo.

De hecho, la segunda semana de noviembre es una de las de mayor ocupación hotelera por la masiva llegada de turistas nacionales y extranjeros. Además, cabe recordar que justo al día siguiente de finalizar los festejos, la conocida como "zona guiri" celebra también la Fancy Dress Party, que reúne cada año a miles de británicos llegados expresamente para esta ocasión.

Fuentes del gobierno local reconocen que anunciar a fecha de hoy una suspensión de las Fiestas sería "un palo" a las reservas para noviembre, "cuando todavía quedan muchos meses y no sabemos qué puede ocurrir de aquí a entonces".

¿Qué pasa con las peñas?

El edil de Fiestas no ha querido aventurarse a indicar qué pasará con las peñas en el caso de que finalmente si pudiera haber festejos y si podrá o no autorizarse la apertura de locales como sedes festeras.

Para sondear la opinión de los peñistas, la Associació de Penyes tiene previsto empezar a reunirse en las próximas semanas con representantes de muchas de las peñas asociadas, con el fin de conocer su opinión y ver qué tienen pensado hacer de aquí a noviembre.

"Sabemos que hay mucha gente que ha decidido no hacer peña o no alquilar locales, pero también hay otras que tienen sus locales en propiedad y que, a lo mejor, si pueden, se quieren juntar en Fiestas para comer y cenar y para ir juntos a los actos", ha indicado el concejal.

"Conforme nos vayamos acercando a noviembre, se irán despejando dudas, pero por ahora lo que está claro es que las Fiestas siguen adelante y no se suspenden", ha concluido Carrobles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído