15 de junio de 2020
15.06.2020
Información

"Han dejado los mejores sitios para las hamacas y al resto, como los cochinos"

Las playas de Benidorm han reabierto con las medidas de seguridad sanitaria entre numerosas quejas de los bañistas por el espacio y la ubicación reservada para las parcelas

15.06.2020 | 18:31
"Han dejado los mejores sitios para las hamacas y al resto, como los cochinos"
"Han dejado los mejores sitios para las hamacas y al resto, como los cochinos"

Ánimos caldeados en una jornada veraniega en Benidorm. La primera jornada en la que las playas de la localidad han reabierto con las medidas de seguridad sanitaria ha provocado hoy numerosas quejas entre los bañistas por el espacio y la ubicación reservada a las parcelas gratuitas.

"Ponen toda la playa llena de hamacas y a las personas de 70 años allá, desterrados, como en las residencias. Pagando 10 euros podemos tener hamaca y sombrilla. Y si no, en un cuadro como los cochinos, una cochinera", denunciaba esta mañana una bañista en la playa de Levante.

A lo largo del día se han sucedido las quejas por el espacio y la ubicación en la playa reservado a las parcelas gratuitas. "Nos han explicado que tenemos que ocupar nuestra parcela y no entrar en ninguna más", explicaba otra usuaria.

"Yo veo poco espacio para parcelas; sin embargo, hay demasiadas hamacas y están todas vacías ocupando más de la mitad de la playa", se lamentaba otra mujer.

Uno de los jóvenes encargados de controlar los accesos a los arenales comentaba que las parcelas son para cuatro personas y están divididas por sectores: "En función de su edad los mandamos a una zona o a otra".


Una madre aseguraba que es "muy díficil" mantener a los niños dentro de la parcela, sobre todo porque "quieren jugar con otros niños". "Vamos a intentar hacer todo lo que nos piden, pero va a ser complicado este verano porque es ridículo estar dentro de una parcela", subraya.

"Si la playa es pública, como dicen, que delimiten mejor los espacios pensando en los que no nos podemos permitir hamacas. Porque han cogido para eso los mejores sitios y a nosotros nos han dejado esta porquería para luego ver las hamacas vacías, como las estás viendo. Esto es muy lamentable", protestaba otro bañista.

Un grupo que acompañaba a un hombre de avanzada edad en silla de rueda se vio sorprendido e indignado cuando se le dijo que tenía que haber pedido cita.

"¿Pero qué cita previa si no sabemos ni que había ni cómo hacerla?", se quejaba airada a un controlador una de las mujeres, quien reclamaba poder entrar porque "está abierto y punto, se acabó".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído