28 de mayo de 2020
28.05.2020
Información
ALTEA

Entra en funcionamiento la primera fase del aparcamiento de Basseta, junto al Camí de l'Horta, en Altea

El nuevo espacio municipal se retrasó por el COVID-19 y se acabará a finales de junio con capacidad para casi 500 plazas de vehículos, un área para 5 auto caravanas, y un parque canino

28.05.2020 | 21:29
Nuevo aparcamiento público de Altea en Basseta. DIEGO COELLO

El nuevo aparcamiento púbico municipal de Basseta, junto al Camí de l'Horta, con capacidad para 472 vehículos y 5 auto caravanas, ha entrado en funcionamiento parcialmente este jueves después de que el lunes pasado finalizase la primera fase del mismo con el asfaltado y señalización para estacionar vehículos. El concejal de Infraestructuras, Diego Zaragozí, indicó el miércoles que "aunque la obra no esté totalmente acabada porque falta la segunda fase, algunos remates en el parque de perros y algunas jardineras, ya se puede aparcar de forma libre en el mismo". En esta primera fase ya acabada pueden aparcar 240 vehículos todos los días de la semana excepto los martes por la mañana en que se destina dicho espacio para el mercadillo de frutas y verduras. La segunda fase se iniciará el próximo lunes, según Zaragozí, y está previsto que las obras acaben a finales de junio.

El edil de Infraestructuras recordó que el pasado 2 de marzo se iniciaron las obras del aparcamiento Basseta "con el desbroce, allanamiento y limpieza de las parcelas que conforman el estacionamiento". El plazo de ejecución era de dos meses, aunque estaba previsto que se usase en gran parte durante Semana Santa. Pero llegó el Estado de Alarma por el COVID-19 y se paralizaron las obras "hasta que con la entrada de la Fase 1 de la desescalada se reanudaron". Zaragozí recalcó que los martes estará prohibido estacionar en dicho aparcamiento, "ya que éste alberga el mercadillo de la fruta y la verdura desde hace dos semanas, y la intención es trasladar también hasta allí el mercadillo de la ropa cuando lo permitan las autoridades sanitarias".


16.500 metros cuadrados para aparcamiento y otros usos


El aparcamiento ocupa una superficie de 16.500 metros cuadrados tras llegar a un acuerdo el Ayuntamiento con los 8 propietarios de otras tantas parcelas que forman parte del plan parcial Garganes-Basseta, en desarrollo. Para su uso, "el Consistorio suscribió a finales del año pasado un contrato de alquiler por cinco años de duración, abonando un total de 2.500 euros mensuales a repartir entre los propietarios de los terrenos", indicó Zaragozí. El concejal de Infraestructuras explicó que en la segunda fase se preparará el aparcamiento para albergar a otros 222 vehículos, "además de una zona de limpieza o punto verde para estacionamiento de cinco auto caravanas". Aparte, se colocarán diversas jardineras en todo el recinto, "y en el extremo oeste habrá un área de esparcimiento para mascotas o parque canino, otro espacio destinado a palomar de palomos deportivos, y otras dos zonas para almacén de utensilios de la Empresa Pública de Desarrollo Municipal".

200.000 euros de coste pagados por el hotel ZEM Wellness Retreat Altea


Por otro lado, Diego Zaragozí señaló que el aparcamiento Basseta tiene un presupuesto superior a los 200.000 euros "que han sido financiados al completo por la empresa del hotel de gran lujo ZEM Wellness Retreat Altea, ubicado en la urbanización Altea Hills". Según Zaragozí, "esta donación al pueblo de Altea es en señal de agradecimiento a la localidad por las facilidades ofrecidas por el Ayuntamiento en las tareas de ampliación del hotel. La empresa quería hacer una donación como señal de buena voluntad hacia el pueblo tras haberse remodelado completamente el edificio que albergaba antes el hotel Altea Hills, aparte de hacerse una ampliación del mismo. Y por unanimidad de toda la corporación municipal se creyó oportuno que el ZEM Wellness Retreat Altea abonase las obras de acondicionamiento de este nuevo aparcamiento que solventará estas carencias del municipio a escasos metros del centro urbano", indicó.

Un hotel de 5 estrellas gran lujo destinado a la alta cultura del bienestar


A finales de marzo de 2019, se presentó en sociedad el proyecto del ZEM Wellness Retreat Altea. Un hotel de 5 estrellas gran lujo destinado a la alta cultura del bienestar que ocuparía las antiguas instalaciones del hotel Altea Hills que le compraron los empresarios Juan Ferri y José Baldó en 2015 al constructor Andrés Ballester. El nuevo establecimiento "wellness" tiene una superficie superior a los 25.000 cuadrados construidos y otros 50.000 metros cuadrados de jardines bio temáticos.

El proyecto presentado anunciaba 95 habitaciones-suites "con un diseño de lujo para el confort del huésped". Además de otros 4.500 m2 distribuidos en dos plantas "con 65 cabinas de tratamientos, varias piscinas interiores y exteriores, sauna, hamman, cabinas de sal de Himalaya, cabina de nieve, yoga y meditación", y un huerto ecológico propio "para la alimentación de los clientes que tendrán una estancia de 7, 14 ó 21 días con paquetes que combinen tratamientos que faciliten la pérdida de peso, el proceso detox, el rejuvenecimiento, o el fitness y el coaching holístico entre otros".

El Ayuntamiento firmó entonces con el ZEM Wellness Retreat Altea un convenio de colaboración por el cual el Consistorio colaboraria en la provisión de puestos de trabajo haciendo de mediador entre la población y el centro, mientras que ZEM tendría en cuenta la bolsa de empleo municipal a la hora de seleccionar sus empleados, pues se estimaban cerca de 300 puestos de trabajo directos para la apertura del hotel, prevista para el verano de 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook