27 de marzo de 2020
27.03.2020
Información

El coronavirus no ataca a la fuerza de voluntad

Los grupos de Alcohólicos Anónimos de la provincia recurren a las videollamadas grupales

27.03.2020 | 18:03
Reunión presencial del grupo de Alcohólicos Anónimos de Benidorm (Archivo)

El confinamiento impide a las agrupaciones de Alcohólicos Anónimos que celebren las sesiones grupales, parte fundamental del programa de recuperación, por ello se han tenido que refugiar en el mundo virtual para continuar su lucha.

Una mujer que pertenece a uno de los grupos A.A. de Benidorm, relata que ha sido complicada esta adaptación, porque «yo no sabía usar aplicaciones como Skype» y con las restricciones actuales tampoco pudo contar con la ayuda de alguien que le explicara como funciona.

Ella, destaca que «una parte esencial para dejar de beber y para seguir el programa radica en la fuerza de voluntad», por eso ella y muchos otros compañeros que se encontraban en la misma situación se empeñaron hasta que consiguieron descifrar el funcionamiento de estas apps. También hace hincapié en que hay muchos miembros que ni tan siquiera tienen un smartphone, con ellos mantienen un contacto estrecho vía telefónica para brindarles ese apoyo.

La formula que sigue este esquema para dejar el alcohol se basa en la consecución de metas a corto plazo, la idea es pasar todo un día sin beber esa única copa. Al día siguiente el reto es el mismo, lograr que transcurran otras 24 horas sin probar una gota de alcohol y así sucesivamente seguir sumando días.

En esta batalla diaria es vital contar con el apoyo de los otros miembros del grupo, con sus experiencias se transmiten cosas tan sencillas como que «si no se toma la primera copa, no se puede uno emborrachar». Quienes es encuentran en rehabilitación señalan que hay momentos en los que la voluntad flaquea, «el fantasma de la recaída está siempre presente con o sin confinamiento».

Otro integrante de A.A. de Alicante, relata que para muchas de las personas que han padecido por culpa del alcoholismo, «el aislamiento no es algo nuevo porque sus familias se han alejado de ellos, han perdido el trabajo e incluso a sus amigos», subraya que por eso consideran necesario que puedan seguir en contacto entre ellos, aunque sea por medios electrónicos.

La implantación de aplicaciones para establecer videollamadas o chats grupales no es nueva en Alcohólicos Anónimos, algunos miembros de estos grupos lo usan debido a que por su actividad profesional no pueden asistir a las sesiones presenciales. Nos explican que transportistas o marineros, ya recurrían a la tecnología para poder seguir en contacto con los compañeros, ahora todos los integrantes se han visto obligados a emplear esas herramientas.

El grupo de Benidorm cuenta con cerca de 30 personas, todas ellas son asiduas y solían acudir a las reuniones. No obstante, explican desde esta agrupación, por la cantidad de turistas que visitan la ciudad suelen recibir a miembros de otras localidades que acuden durante su estancia para continuar con el programa, algunos de ellos también se han sumado a las sesiones grupales virtuales. Ahora, a consecuencia de la cuarentena, se han desarrollado redes de cientos de personas de toda España e incluso se han integrado con agrupaciones de otros países. 

Desde esta entidad señalan que coyunturas como la que estamos viviendo pueden favorecer que una persona caiga en una enfermedad como el alcoholismo, por eso se ponen a disposición de cualquiera que considere que está bebiendo más de la cuenta o que reconoce que tiene un problema con el alcohol.

Si alguien quiere ponerse en contacto con A.A., puede llamar al 679 21 25 35, este número de teléfono pertenece al área de Alicante, que abarca desde Torrevieja, hasta Denia. También se puede consultar información a través de la página web www.alcoholicos-anonimos.org.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook