17 de marzo de 2020
17.03.2020
Información

Setenta hoteles de Benidorm y la Costa Blanca han cerrado ya sus puertas

Hosbec prevé que la mayoría de la planta hotelera esté cerrada dentro del plazo de 72 horas que recomendaron, excepto casos puntuales

17.03.2020 | 19:54

La "zona inglesa" de la ciudad aparece prácticamente desierta y con los turistas confinados en sus alojamientos

Setenta hoteles han cerrado ya sus puertas ante la crisis del coronavirus. La patronal hotelera Hosbec ha registrado ya ese número de comunicaciones de cierre entre sus asociados, la gran mayoría de ellos en Benidorm.

La entidad recomendó hace unos días a sus asociaciones, que superan los 200 en la Comunidad Valenciana, 113 de ellos en Benidorm, que ante el estado de alarma decretado, la necesidad de cerrar todos los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos de la Comunidad mientras dure la emergencia sanitaria. El objetivo que perseguía la asociación es el de "cumplir con escrupulosidad con el decreto que declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19". Para ello, Hosbec instó a la clausura de cerca de 90.000 camas, entre hoteles y apartamentos, antes de este jueves 19 de marzo.

Cabe recordar que una pequeña parte de la planta hotelera de Benidorm y la provincia mantenía sus instalaciones cerradas por no ser temporada alta y con cierres previstos que se realizan cada año. Desde el pasado día 12, según los datos de Hosbec, hasta hoy mismo, setenta alojamientos hoteleros han cerrado ya sus puertas tras irse los clientes. Así, según las mismas fuentes, para mañana miércoles tienen previsto el cierre otros setenta hoteles de la provincia. Así, se calcula que mañana el 90% de la planta hotelera de Benidorm esté ya cerrada excepto alguna situación puntual en la que los clientes no tengan medios para volver a sus casas.

Como ya publicó este diario, los hoteles de la provincia habían comenzado a organizarse conscientes de que en un plazo máximo de 10 días no va a quedar ni un cliente en los establecimientos, debido a las restricciones impuestas por el Gobierno a los viajes y la presencia de las personas por las calles donde está todo cerrado.Unos 25.000 turistas han ido abandonando sus habitaciones. En el caso de Servigroup, la cadena más grande de la provincia, su presidente, José María Caballé, ha optado por un cierre más ordenado aún, debido a que todavía hay más de mil clientes alojados -los que viajan de forma individual y en compañías que están restructurando sus vuelos-. Todas las cadenas de la provincia han cancelado la venta de plazas.

"Se ha hecho mucho trabajo en muy poco tiempo y hemos puesto todos de nuestra parte", indicó a este diario Nuria Montes, secretaria general de Hosbec. Prácticamente, "en 72 horas, el plazo que se dio, estará toda la planta hotelera cerrada" con "algunas excepciones por no tener un vuelo o similar", añadió.

Hoy en Benidorm, la imagen en la puerta de los hoteles era diferente a la de ayer: clientes con maletas abandonando las instalaciones. Así, según fuentes policiales, la situación "es totalmente diferente" a la de estos días en la que la Policía Local y la Policía Nacional han estado a las puertas de los establecimientos, sobre todo de la "zona inglesa", para confinar a los turistas en ellos y que cumplieran la restricción de no estar en la calle. "La población está mucho más concienciada", indicó el concejal de Seguridad de Benidorm, Lorenzo Martínez. Aún así, los dispositivos especiales y la megafonía informando a los ciudadanos siguen en marcha en la capital turística.

Sin embargo, algún turistas se ha paseado esta mañana por la "zona inglesa" ataviados con disfraces de Sant Patrick. Y es que esta fiesta tendría que haberse celebrado este martes y muchos visitantes habían acudido a la ciudad estos días para ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook