16 de marzo de 2020
16.03.2020
Información

La Policía pone las primeras multas en Benidorm y confina a los turistas en los hoteles

La Policía Nacional y la Policía Local trabajan de forma conjunta para garantizar el cumplimiento de las medidas decretadas por el estado de alarma; las sanciones alcanzan los 700 euros

16.03.2020 | 14:33

Turistas que salen a la calle de sus hoteles a pesar de las medidas decretadas por el estado de alarma. En Benidorm, la Policía Local ya ha comenzado a poner las primeras sanciones en la ciudad además de que, junto a la Policía Nacional, trabajan para confinar a los turistas en los establecimientos y que no paseen por las calles.

Según las fuentes consultadas por este diario, la Policía Local ha comenzado a sancionar a ciudadanos que no estaban cumpliendo con las restricciones implantadas. Unas sanciones de "700 euros" en estos casos. Además se han levantado también actas en algunos locales del sector hostelero que han quebrantado la orden de cierre. Unas actas que se envían a la Generalitat, quien tiene la competencia en este sentido. Las multas pueden ir hasta los 1.500 euros en los casos leves; de 1.501 a 30.000 euros en los graves; y de 30.001 a 600.000 euros en los muy graves.

Así, durante toda la mañana, agentes de la Policía Nacional se han situado en la puerta de algunos hoteles, sobre todo, de la conocida como "zona inglesa", en el Rincón de Loix, para avisar a los visitantes que debían permanecer en el interior de los alojamientos y no salir a la calle. Entre estos efectivos y los de la Policía Local se han repartido por los alojamientos que en esa época cuentan con un mayor aforo de turistas, según las fuentes consultadas por este diario, quienes destacaron la colaboración de los negocios hoteleros en esta cuestión.

Además, los cuerpos de seguridad han montado dispositivos especiales en las grandes superficies de alimentación para "garantizar que se cumplen con todas las medidas de seguridad y sanitarias".

Cabe recordar que Benidorm, como ocurre en otras ciudades turísticas, cuenta con miles de turistas repartidos en hoteles u otro tipo de alojamientos turísticos. Desde que se decretó el orden de cierre de bares, restaurantes y cafeterías el pasado viernes, la Policía Nacional y la Policía Local han trabajado conjuntamente, sobre todo en la "zona inglesa" para confinar a los visitantes en los hoteles. Sin embargo, muchos de ellos se resistían y decidían pasar sus días comprando alcohol en los supermercados y estando en la calle. Así, el pasado fin de semana, según las fuentes consultadas por este diario, se les informó de que debían volver a sus alojamientos además de que circula desde entonces megafonía por las calles para avisar de que las medidas tomadas y de que se "queden en casa". Con todo, el viernes, antes de que se decretara la alarma, los bares y pubs de esta zona estaban llenos de miles de turistas realizando actividades de ocio.

Con todo, la patronal hotelera Hosbec trasladó ayer a la Generalitat Valenciana, turoperadores y agentes de viajes, la necesidad de cerrar todos los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos de la Comunidad mientras dure la situación de alarma y emergencia sanitaria. La patronal explicó que esta decisión obedece a un escenario de "fuerza mayor, para salvaguardar la seguridad de los trabajadores, clientes y de la población en general".

El objetivo que persigue la asociación es el de "cumplir con escrupulosidad con el decreto que declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19". Para ello, Hosbec instó ayer a la clausura de cerca de 90.000 camas, entre hoteles y apartamentos, antes de este jueves 19 de marzo.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, en declaraciones a este periódico, explicó ayer que el tiempo propuesto permitiría así proceder a la "repatriación" y el regreso de los turistas a sus lugares de origen de todos los clientes. "Es una recomendación pero pensamos que es lo más acertado para luchar directamente contra la expansión del virus, ya que es una incongruencia que estén los hoteles abiertos en plena crisis sanitaria", añadió Mayor.

En el caso de clientes de larga estancia que vivan en sus caravanas o mobile-homes, la asociación de Benidorm entiende que pueden cumplir con las medidas de seguridad estipuladas en sus domicilios de manera correcta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído