04 de marzo de 2020
04.03.2020
Información

Juzgan por tráfico de drogas a uno de los absueltos por el crimen del alcalde de Polop

La Fiscalía pide para Ariel Gatto cinco años de cárcel por un pase de una papelina de cocaína en los lavabos del parque de l'Aigüera en Benidorm. El acusado aduce que la droga era para autoconsumo

04.03.2020 | 11:07
Ariel Gatto sale de la Audiencia tras ser absuelto de participar en el asesinato del alcalde de Polop.

La Audiencia de Alicante volvió a sentar ayer en el banquillo a Ariel Gatto poco más de tres semanas de haberle absuelto de ser uno de los autores intelectuales del asesinato del alcalde de Polop, Alejandro Ponsoda. La Fiscalía le pide una pena de cinco años de prisión por tráfico a drogas por un presunto pase de cocaína en los lavabos del auditorio del Parque de l'Aigüera de Benidorm durante un concierto celebrado en agosto de 2017. Junto a él se sentaba en el banquillo un segundo implicado acusado de realizar labores de vigilancia mientras se producía la transacción.

Ariel Gatto fue gerente del club de alterne Mesalina de Finestrat, donde, según el testimonio de un testigo protegido, se habría urdido durante el verano de 2007 el asesinato del alcalde de Polop. La Fiscalía le reclamaba 25 años de cárcel como uno de los presuntos autores intelectuales del asesinato. Un jurado le absolvió el pasado 4 de febrero junto a los otros seis acusados de haber participado en la planificación del crimen. El tribunal popular no se creyó al testigo protegido y consideraba que su testimonio estaba plagado de contradicciones, por lo que era insuficiente para argumentar una condena.

Aunque las acusaciones anunciaron que no iban a recurrir la sentencia, el plazo para presentar la apelación ni siquiera ha empezado oficialmente ya que la Audiencia aún no tiene constancia de que la sentencia se ha notificado a todos los acusados.

Ayer Ariel Gatto volvió al banquillo por un delito muy diferente: tráfico de drogas. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía declararon que le vieron hacer un pase de cocaína a las tres de la madrugada en los lavabos del auditorio Julio Iglesias del parque de l'Aigüera de Benidorm durante un concierto celebrado el 20 de agosto de 2017. Los agentes le ocuparon 300 euros en billetes y tres gramos de cocaína en una bolsita de plástico.

El acusado negó ayer haber realizado pase de droga alguno y aseguró que tenía la cocaína para su autoconsumo y que estaba saludando a un amigo en los lavabos cuando irrumpió la Policía. El juicio quedó visto para sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído