12 de noviembre de 2019
12.11.2019

Destellos color escarlata en una potente mascletà

Las reinas de las Fiestas Mayores de Benidorm fueron a juego ayer y vistieron de granate, color que distingue al patrón de la ciudad

11.11.2019 | 22:16
Destellos color escarlata en una potente mascletà
La avenida Jaime I vibró durante cerca de cinco minutos con la mascletà.

A las 14:00 horas de ayer en punto, Marina Carrillo y Paula Mayor, Reinas Mayor e Infantil de las Fiestas Patronales de Benidorm, encendieron la mecha para que diera comienzo la segunda mascletà, que tuvo lugar en la que fue la tercera jornada de los días grandes de la ciudad y que está especialmente dedicada a Sant Jaume Apóstol, patrón de la localidad. La empresa valenciana Ricasa fue la encargada de planificar y ejecutar el estallido de los explosivos que tuvo una duración de casi 5 minutos y en los que se detonaron cerca de 70 kilogramos de pólvora.

Cientos de personas se daban cita en la avenida Jaime I, así como en otras calles aledañas, para poder apreciar y escuchar el espectáculo pirotécnico que había preparado Ricardo Caballer para honrar a Sant Jaume. Minutos antes de dar inicio, la Policía Local y los bomberos tomaban sus posiciones y advertían a los visitantes para que respetasen el perímetro de seguridad.

El acto estuvo presidido por la Reina, Marina Carrillo y la Reina Infantil, Paula Mayor, quienes estuvieron acompañadas por sus cortes de honor. Con ellas estuvieron el alcalde de la ciudad, Antonio Pérez, así como miembros de la Corporación Municipal; el presidente de la Comissió de Festes Majors Patronals, Roberto Carretero; el presidente de l'Associació de Penyes Verge del Sofratge, Coli Pérez y otros miembros de entidades festeras de Benidorm.

Estruendos

Las encargadas de encender la mecha fueron las reinas de las fiestas, un acto simbólico para dar el toque tradicional, ya que posteriormente fue un sistema digital el que sincronizó todas las detonaciones.

Una secuencia de disparos aéreos marcó la apertura de esta mascletá. El cielo de la capital turística de la Costa Blanca se iluminó gracias a los destellos rojos y blancos en honor a Sant Jaume. El grupo terrestre que tenía preparado el equipo técnico de Ricardo Caballer hizo que el suelo se cimbrara y mantuvo la atención de todo el público asistente con un acompañamiento de fuegos aéreos, para finalmente concluir con un potente estruendo que incluso hizo vibrar las paredes de los edificios que se ubican en la avenida Jaime I y en las calles colindantes.

Muchos de los asistentes echaron de menos el manto bermellón que el año pasado cubrió el cielo de la ciudad y algunos señalaban que incluso este pasado domingo, en el estallido en honor a la Virgen del Sufragio, sí se pudo apreciar ese detalle en color azul.

Cabe destacar que el rojo es el color característico del santo patrón de Benidorm, Sant Jaume Apóstol. Por ese motivo los destellos de los fuegos artificiales tuvieron ese color durante la mascletá de ayer. Además, también la Reina Marina Carrillo y la Reina Infantil Paula Mayor tuvieron un guiño en ese sentido y ambas llevaban el color granate en su vestido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído