18 de octubre de 2019
18.10.2019

Amapolas rojas en Benidorm para recordar a los soldados británicos

La Royal British Legion celebra un año más la "Poppy Appeal", un desfile en honor a los soldados que murieron en la Primera Guerra Mundial

18.10.2019 | 17:24

Un año más, la Royal British Legion (RBL), ha organizado en Benidorm el desfile de la 'Poppy Appeal'. A las 12.00 del mediodía, desde la Calle Castellón ha partido una columna que ha recorrido el Paseo de Levante hasta el Rincón de Loix al ritmo de la banda de gaitas y tambores, Torrevieja Pipes and Drums.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha participado en el acto que en formación marcial ha recorrido el trayecto, presidido por las banderas de España, el Reino Unido, y las de los distritos de la RBL, portadas por los 'Standards Bearers'. También han intervenido los 'Chelsea Pensioners', soldados pensionistas del del Hospital Real de Chelsea.

A continuación, en la avenida de l'Ametlla de Mar, ha tenido lugar el acto oficial en el que ha intervenido Toni Pérez, además de Don Cubbon, presidente del distrito de la RBL; Kate Green, presidenta del equipo en el extranjero; Sara-Jane Morris, cónsul británica en Alicante; el teniente comandante de la marina del Reino Unido, representante de la embajada, Ed Dunn; el soldado pensionista Skippy Teasdake; y el organizador de la Poppy Appeal, Andrew Richarson.

En su intervención, Toni Pérez ha recordado "el sacrifico de miles de soldados" que dieron sus vidas "para asegurar la paz y la democracia en una Europa fuerte, próspera y unida". El alcalde ha felicitado la iniciativa de la Royal British Legion y les ha animado a continuar perseverando en "la defensa de los valores que nos unen" a los pueblos británico y español, y más aún en Benidorm donde "para el pueblo británico siempre ofrecemos felicidad". Toni Pérez también ha recordado que la RBL cuenta con "más de 700.000 miembros en todo el mundo; unos 4.000 en España y más de un millar en nuestra provincia".

La Royal Bristish Legion es una entidad sin ánimo que, con la celebración de la Poppy Appeal, distribuye 25 millones de amapolas de tela, mayoritariamente confeccionadas por personas con diversidad funcional. Los beneficios obtenidos en forma de donativos, se destinan a ayudar a ex militares y sus familias que han padecido las consecuencias de los conflictos bélicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook