17 de julio de 2019
17.07.2019
Benidorm

Los hoteles de Benidorm confirman el buen inicio de la temporada y rozan el 90% de ocupación en julio

El mercado portugués crece un 19% con respecto a 2018 y se consolida como tercero en relevancia, mientras que españoles y británicos se mantienen estables

17.07.2019 | 16:00
Los hoteles de Benidorm confirman el buen inicio de la temporada y rozan el 90% de ocupación en julio

Los hoteles de Benidorm han confirmado el buen inicio de la temporada alta al alcanzar una ocupación hotelera del 88,6% durante la primera quincena de julio. Esta cifra supone un descenso de tan sólo 0,4 puntos en comparación con el mismo período del año anterior, cuando se registraron los mejores datos de ocupación en años, tal y como ha destacado hoy la patronal turística Hosbec.

Desde el sector mantienen, además, que un dato a tener en cuenta es que, a pesar de este ligero descenso en el volumen de ocupación, el número de pernoctaciones efectuadas en hoteles de Benidorm durante esta primera quincena de julio ha crecido en un 1% por el efecto de tener una mayor oferta de camas disponible. O, dicho de otra manera, se han producido más de 5.000 pernoctaciones de más con respecto al mismo período del pasado año hasta registrar un total de 546.000 en esta primera quincena de julio.

De nuevo, el turista español es el que predomina en Benidorm: supone un 43,8% de la cuota del mercado turístico de la ciudad, con un comportamiento estabilizado respecto del pasado año.

Tampoco cambia el segundo puesto, que es para los turistas británicos. A pesar de registrar una pequeña caída en el número de pernoctaciones, los viajeros de Reino Unido suponen un 41% de toda la demanda, lo que se traduce en que, en total, los turistas británicos han generado más de 224.000 pernoctaciones hoteleras en la quincena.

Sin embargo, el mercado protagonista durante esta quincena ha sido el portugués, probablemente no por el número de viajeros, sino por el incremento de pernoctaciones que se ha producido con respecto a la misma quincena del pasado año (+19%) y a la tendencia positiva que venimos observando durante los últimos meses. Y es que el turista portugués elige cada vez más nuestra ciudad para pasar sus vacaciones, consolidando su posición de tercer mercado, y segundo entre los extranjeros, y representando ya un 3,5% de la ocupación.

Bélgica con un 2,1%, Holanda con un 1,3% y Rumanía con un 1,3% de cuota de clientes cierran los mercados internacionales relevantes en este periodo.

Por categorías, la mayor parte de la planta hotelera ha registrado ocupaciones muy parecidas y muy cercanas a la media. Destacan los hoteles de 4 estrellas, que son los que registran una mayor ocupación durante esta quincena, alcanzando un 88,9%, muy seguidos de los establecimientos de 3 estrellas que han registrado un 88,8%, los de 4 estrellas superior con un 88,5% de ocupación y finalmente los hoteles de 2 estrellas que han obtenido un 82,2% de ocupación.

La oferta hotelera abierta y disponible para la comercialización en Benidorm ya se encuentra en pleno funcionamiento y supera las 41.000 plazas existentes en este periodo.

Previsiones para lo que resta de mes

La previsión para la segunda quincena de julio 2019 mantiene la tendencia de estabilidad ya que se sitúa en un 85,2%, mientras que la previsión hace 12 meses era también del 85%.

El presidente de Hosbec, Antonio Mayor, ha valorado muy positivamente estos datos, que confirman ya lo que se podía vislumbrar al inicio de la temporada: "Parece que las previsiones que auguraban caer entre 1 y 3 puntos respecto a los resultados de 2018 se están conteniendo y de momento estamos casi igualando resultados de ocupación. Sin embargo, el aspecto negativo lo tenemos en la parte económica porque posiblemente ahí se estén registrando algunas pérdidas de rentabilidad y una menor facturación. Habrá que esperar al final de la temporada y a tener los datos económicos para poder cuantificar este impacto".

Rechazo a la tasa turística

La pérdida de rentabilidad económica es un argumento poderoso para la firme oposición del sector a cualquier tipo de nuevo impuesto o tasa que pueda gravar la actividad hotelera y la del alojamiento reglado: "Si no hay márgenes para incrementos de precios, no hay margen para que el mercado pueda asumir sin consecuencias una subida de coste con cargo a un nuevo impuesto. Tenemos que recordar que la Comunidad está a la cola de las comunidades autónomas turísticamente relevantes y está a años luz en términos de rentabilidad de Cataluña o Baleares. Cualquier nuevo impuesto va a empeora nuestra competitividad, ya sea como ciudad o como región", ha agregado Mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído