02 de julio de 2019
02.07.2019

Doce detenidos en Benidorm por vender productos falsificados en mercadillos

La Policía Nacional ha intervenido más de 1.000 efectos falsificados con un valor de venta al público en las tiendas oficiales superior a 100.000 euros

02.07.2019 | 12:27

La Policía Nacional ha detenido en Benidorm a 12 personas acusados de cometer presuntamente un delito contra la propiedad industrial. Se han intervenido más de 1.000 efectos falsificados con un valor de venta al público en las tiendas oficiales superior a 100.000 euros

La operación, llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial apoyados por agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de Benidorm, tiene su origen en la investigación que arrancó a principios del mes de mayo en torno a diversas personas que vendían en diferentes mercadillos de la provincia de Alicante efectos supuestamente falsificados que emulaban a los de reconocidas marcas oficiales de reconocido prestigio nacional e internacional. Los doce arrestados son diez hombres y dos mujeres de nacionalidad española, marroquí y senegalesa.

Los agentes determinaron que estas personas podrían estar llevando a cabo la venta de gran cantidad de productos falsificados como si se trataran de las marcas legalmente registradas, y a precios muy reducidos en comparación con los originales que se venden en las tiendas oficiales.

Una vez recopilaron toda la información sobre los puestos concretos se procedió a la identificación de todas las personas presuntamente implicadas y el día 19 de junio tuvo lugar un operativo policial para detenerlos e intervenir toda la mercancía falsificada.

Los policías contabilizaron 1.054 efectos falsificados entre prendas de ropa de vestir, perfumes, calzado, carteras, bolsos o relojes. Eran idénticos a los originales, tanto en los acabados como en los materiales empleados en su fabricación pero carecían de las medidas de seguridad que deben presentar los auténticos.

Además, todas las personas que regentaban puestos donde se intervinieron efectos carecían de facturas o albaranes de compra que acreditaran su procedencia y precio de adquisición, así como de cualquier tipo de documento acreditativo de la originalidad.

En el operativo colaboraron junto a los investigadores de la Brigada de Policía Judicial, agentes de la UPR de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Benidorm y expertos de las marcas implicadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook