04 de junio de 2019
04.06.2019
Benidorm

El funcionario del Ayuntamiento de Benidorm que acusó de acoso laboral a un delegado sindical se retracta ante el juez

El trabajador reconoce que las acusaciones no fueron ciertas para cerrar así la vía judicial tras una denuncia del SPPLB

04.06.2019 | 21:10

Un funcionario del Ayuntamiento de Benidorm que el pasado año acusó a un representante sindical de supuesto acoso laboral ha reconocido ahora ante el juez que aquellas acusaciones no eran ciertas y se ha retractado de todos los hechos. Así lo recoge una sentencia del Juzgado de Instrucción número 3 de Benidorm, a la que ha tenido acceso este diario, y que recoge que el trabajador en cuestión se retractó de todas sus afirmaciones contra Francisco Ángel González, el delegado del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB), que le había denunciado por calumnias.

Los hechos se remontan a agosto de 2018. El funcionario, ahora adscrito al área de Recursos Humanos y que antes también prestó servicio en la biblioteca municipal, presentó ante el departamento de Personal un escrito en el que denunciaba que este sindicalista le profería "desde hace algún tiempo insultos y amenazas". Además, exponía como ejemplo unos hechos acontecidos días antes: «El pasado día 16 del presente mes se dirigió hacia mí con frases como... "Tú qué haces en este departamento de RRHH", ... "Tú que pintas aquí"..., "qué labor haces en este departamento, eres una escoria" todo esto con una desfachatez impropia y mirada despectiva hacia mi persona».

Tras esta denuncia, el SPPLB rechazó todas las acusaciones contra González y anunció que emprendería acciones legales por lo que consideraban una denuncia falsa y por calumnias. Igualmente, apuntaban directamente al PSOE local, a quien acusaban de realizar de estos hechos una "instrumentación política si bien conoce las circunstancias especiales que rodean" al trabajador. Igualmente, pedían que los hechos se estudiaran en la Comisión de Acoso Laboral del Consistorio.

Meses después, en octubre de 2018, el Juzgado de Instrucción número 4 de Benidorm impuso al trabajador una orden de alejamiento del representante del SPPLB y le condenó al pago de una multa de 150 euros por un delito leve de amenazas continuadas, a raíz de otra denuncia del propio González. 

El pasado 22 de mayo, y a raíz de una denuncia interpuesta por Francisco Ángel González, se celebró un acto de conciliación, en el que el funcionario que le acusó de acoso se retractó de todo lo dicho contra este sindicalista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído