22 de mayo de 2019
22.05.2019
Benidorm

Una hoguera para quemar estigmas

Usuarios de tres asociaciones de personas con discapacidad intelectual construyen el monumento que plantará por San Juan la comisión de La Cala

22.05.2019 | 00:23
Una hoguera para quemar estigmas
Algunos de los usuarios de las asociaciones AFA, AFEM Marina Baixa y Asmibe, que están participando en el proyecto, pintan tubos de cartón con los que harán la hoguera.

Las salas del centro Pepita Esperanza Llinares de Benidorm rebosan estos días color. Naranjas, amarillos, morados, azules y verdes se han apoderado de este espacio junto a trozos de goma eva, botes de pintura, madera, tubos de cartón, globos, pistolas de silicona caliente y papel triturado. Son los materiales que en menos de un mes saldrán a la calle para convertirse en el símbolo más importante de una de las fiestas con más solera de la provincia: las Hogueras de San Juan. Y lo harán gracias al esfuerzo de una treintena de usuarios de tres asociaciones de personas con discapacidad de Benidorm y comarca –la de enfermos mentales AFEM-Marina Baixa, la de enfermos de alzheimer AFA-Marina Baixa, y la de discapacitados físicos e intelectuales Asmibe–, que se han unido en un mismo reto: construir desde cero y con sus propias manos la hoguera infantil que este año plantará la comisión de La Cala.

El proyecto surgió casi por casualidad. El año pasado, las tres asociaciones montaron un pequeño monumento en el patio del centro para celebrar las Fallas. Ahora, pensaron que sería una buena idea hacerlo en Hogueras y, además, invitar a visitar sus ninots a las belleas de este distrito. Al comentarlo con miembros de la comisión, la única que sigue plantando en la ciudad, el proyecto se hizo grande: los festeros iban apurados de presupuesto y pensaron que sería una gran idea cederles la calle para que su obra trascendiera de las vallas del centro y pudiera ser contemplada por vecinos y turistas. Y, de este modo, poderse ahorrar el dinero que a la Hoguera le iba a costar su construcción. Así empezó todo.

A partir de ahí, bocetos, dibujos, búsqueda de materiales y sobrantes de otros trabajos para reciclar y manos a la obra. Lo que no esperaban las monitoras y psicólogas de estas asociaciones es que el proyecto fuera a acabar siendo tan beneficioso para sus usuarios. «Están más motivados que nunca porque es la primera vez que van a tener la oportunidad de que la gente vea de lo que son capaces. Es una pasada cómo están reaccionando», coinciden en afirmar Beatriz Albadalejo y Vicenta Benlloch, psicólogas de AFA y AFEM.

Ambas explican que, además del subidón de autoestima que experimentan estos días, la construcción de esta hoguera también es una ayuda para ejercitar la mente y la memoria a afectados por el alzheimer, mientras que para quienes padecen una enfermedad mental es una prueba de fuego, por ejemplo, como experiencia prelaboral: «Les obliga a comprometerse y responsabilizarse con un proyecto, saben que lo empiezan y han de terminarlo, pero también es muy positivo para otras cuestiones como trabajar en equipo, para ayudarse entre ellos, para fomentar la psicomotricidad y la creatividad, para que cada uno sea consciente de sus capacidades y que ayude al otro si le necesita,...». En definitiva, no sólo como refuerzo a nivel interno sino también para ayudarles a acabar con estigmas de cara a la sociedad.

El próximo 19 de junio plantarán una hoguera que, además, tiene mensaje y hace un llamamiento a cuidar el mar como fuente de vida. Estos artistas prometen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook