18 de abril de 2019
18.04.2019

Imputan al alcalde de Benidorm y a la edil de Bienestar Social por presunto acoso laboral

Toni Pérez ha sido citado como investigado junto a la concejala, cuatro altos funcionarios y dos empleados municipales

18.04.2019 | 13:17
Imputan al alcalde de Benidorm y a la edil de Bienestar Social por presunto acoso laboral

La investigación partiría, según las fuentes consultadas, de una denuncia presentada por un criminólogo municipal que fue suspendido de empleo y sueldo tras denunciar supuestas malas prácticas de otros funcionarios en el servicio de penados con trabajos a la comunidad

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, la concejala de Bienestar Social, Ángela Llorca, además de cuatro altos funcionarios y dos empleados municipales han sido imputados ante el juzgado por un presunto delito de acoso laboral.

Así lo ha hecho público esta mañana el primer edil en una comparecencia acompañado de su compañera de partido y gobierno. Pérez indicó que "a las 9.00 horas de hoy" he recibido la notificación en la que "se nos cita en las diligencias previas abiertas por un presunto delito de acoso laboral" para el próximo día 30 de mayo.

El alcalde apuntó que "desconozco ahora mismo a qué caso se refiere" pero sí que hay una denuncia interpuesta ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Benidorm y que "sólo puede ser de un trabajador municipal" por lo que recoge la notificación misma y las personas a las que se ha citado.

Con todo, el primer edil indicó que "se nos atribuye un presunto delito" y que están citados esas ocho personas a declarar y que "queríamos hacerlo nosotros público".

Según ha podido saber este diario, esta investigación deriva de la denuncia interpuesta por un criminólogo municipal, el cual ya denunció hace años supuestas malas prácticas de funcionarios en el servicio de penados con trabajos en beneficio de la comunidad.

El criminólogo fue suspendido tres años de empleo y sueldo, de los cuales cumplió seis meses después de que la justicia rebajase la sanción municipal y la dejase en quince días por una falta grave. El consistorio aún debe devolver al funcionario las cantidades no cobradas durante su suspensión.

Así, el portavoz del grupo municipal socialista, Rubén Martínez, ha considerado que el alcalde "debería haber presentado la dimisión" por estos hechos. "No puede seguir ni un día más al frente del Ayuntamiento", alegó en un comunicado.

"Entendemos que la única rueda de prensa que debería haber convocado el alcalde era para mostrar su absoluta vergüenza y dimitir después de que haya sido imputado por un supuesto delito acoso laboral a un funcionario que había denunciado malas prácticas en la gestión de los penados que prestan servicios en beneficio de la comunidad en el Ayuntamiento de Benidorm", ha apuntado.

Igualmente, Rubén Martínez ha recordado que hace unas semanas anunció en rueda de prensa la "vergüenza" que suponía que la Agencia Valenciana Anticorrupción destacase en su memoria de 2018 que el alcalde era un incumplidor de las resoluciones adoptadas por esta Agencia para proteger al funcionario de carrera que presuntamente ha sido acosado laboralmente. "Pusimos en conocimiento que la Agencia había remitido a Fiscalía todas las actuaciones y resoluciones, y ahora finalmente investigan al alcalde en calidad de acusado de un supuesto delito de acoso laboral ", ha indicado.

Para finalizar, Rubén Martínez ha remarcado que la imputación del alcalde Toni Pérez, y la edil de Bienestar Social, Ángela Llorca, constata la "mala praxis" del gobierno del PP. "Se trata de un caso gravísimo en el que el alcalde ha obstruido las indicaciones y resoluciones de la Agencia Valenciana Anticorrupción, y en el que el alcalde se posicionó del lado de la parte supuestamente corrupta y atacó con dureza al denunciante de los hechos", ha zanjado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído