29 de marzo de 2019
29.03.2019
2,5 millones de inversión

Los nuevos juzgados de La Vila tendrán 2.100 metros en cuatro plantas y 2,5 millones de inversión

La apertura de la nueva sede está prevista para 2020 en el edificio del antiguo ambulatorio - Albergará cuatro tribunales y otros servicios

28.03.2019 | 23:21
Los nuevos juzgados de La Vila tendrán 2.100 metros en cuatro plantas y 2,5 millones de inversión

Un edificio de cuatro plantas para cuatro tribunales y todo tipo de servicios. Los nuevos juzgados de La Vila Joiosa, es decir, la nueva sede judicial, contará con 2.100 metros cuadrados y una inversión por parte de la Generalitat Valenciana de 2,5 millones de euros que permitirán albergar en un sólo inmueble los actuales tribunales así como el de nueva creación anunciado.

Los juzgados actuales vileros se encuentran repartidos en dos edificios con varias calles de distancia. Con la nueva sede judicial, que se ubicará en el antiguo centro de salud de la calle Joan Tonda Aragonés, se podrán concentrar en un sólo inmueble todos los servicios judiciales.

Así, ayer mismo se mantuvo una reunión de carácter técnico con los colectivos que utilizarán el nuevo edificio, de tal forma que puedan conocer las funcionalidades del mismo una vez que el equipo redactor ha finalizado la redacción del proyecto base, según informaron fuentes de la Conselleria de Justicia.

En ese encuentro, explicaron cómo serán los espacios de la nueva sede ante jueces, letrados de la administración y otros representantes de colectivos profesionales como abogados y procuradores. La reunión se mantuvo ante la «necesidad de conocer las aportaciones que puedan realizar, puesto que es justo en esta fase del proyecto cuando se pueden introducir mejoras o corregir aspectos que puedan generar disfuncionalidades en el futuro», según las mismas fuentes.

Así, se desgranaron algunos datos del proyecto como la superficie total de la sede judicial que está previsto que entre en funcionamiento en 2020. El actual edificio, donde estaba el ambulatorio y que ya ha sido cedido por el Ayuntamiento al Consell, se construyó en 1982 con planta baja y cuatro plantas altas, con una superficie de 2.030 metros cuadrados en un solar de 460. Las obras previstas permitirán una «ampliación en la última planta, cerrando y cubriendo una terraza retranqueada», y disponiendo de esta manera de una superficie de 2.100 metros cuadrados lo que permitirá ubicar en un solo edificio a todos los órganos judiciales, «actualmente disgregados en dos locales separados», según las mismas fuentes.

Con estos trabajos de acondicionamiento, el inmueble dispondrá en la planta baja los servicios de carácter más públicos, como son el Registro Civil, Salón de bodas y Servicio Común de Asuntos Generales, junto con dos Salas de Vistas. Los juzgados estarán en la planta segunda y tercera (dos juzgados por planta) y la última planta dispondrá de la Oficina de Asistencia a las Víctimas del Delito, Fiscalía, Clínica Médico-Forense junto con Unidades de Valoración Forense, Equipo Psicosocial, Cámara Gesell, entre otros. Además, según fuentes de la Conselleria, La intervención está planteada de forma que sea flexible para que en un futuro pueda adaptarse a la Nueva Oficina Judicial (NOJ).

Con todo, el inmueble potenciará la «seguridad, el confort térmico, protección contra el soleamiento y uso de la luz natural». También se han tenido en cuenta «las circulaciones tan importantes en un edificio» de estas características de manera que «se han independizado las circulaciones públicas de las internas del uso judicial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook