14 de marzo de 2019
14.03.2019
Benidorm

La Generalitat da el primer paso para desbloquear la urbanización del plan Ensanche Levante de Benidorm

El Consell aprueba la viabilidad del proyecto, que se desarrollará en los 560.000 metros cuadrados de la partida Armanello, y permite avanzar en su tramitación

14.03.2019 | 11:21
Terrenos de la partida Armanello, donde se desarrollará Ensanche Levante, con el skyline de Benidorm al fondo.

Los propietarios iniciarán ahora la redacción del plan parcial y la elaboración de distintos informes sectoriales para evaluar el mismo

Nuevo avance para desbloquear la urbanización de la última gran bolsa de suelo que queda por desarrollar en Benidorm. La Generalitat Valenciana ha movido ficha resolviendo y comunicando su primer visto bueno al Plan Parcial Ensanche Levante de Benidorm, antiguamente conocido como Armanello, un plan urbanístico que afecta a un total de 56 hectáreas (560.00 metros cuadrados) ubicadas en la antigua zona de huertas de la ciudad y que se urbanizará de manera acorde al Benidorm actual: con un marcado urbanismo vertical, mucho más sostenible que el resto de modelos conocidos para uso residencial y hotelero. Así lo han dado a conocer este jueves los propietarios de suelo a través de un comunicado, en el que también anuncian que ahora comenzarán con la segunda fase previa: la recopilación de informes sectoriales.

Tras lustros de paralización, motivados principalmente por los incumplimientos del antiguo agente urbanizador de Armanello, el polémico constructor alicantino Enrique Ortiz, el nuevo proyecto ha obtenido el primer espaldarazo institucional. Durante esta primera fase se han recabado numerosos informes sectoriales a las administraciones implicadas, que han considerado que el desarrollo del sector es "viable", y a tal efecto han expuesto determinadas prescripciones y condiciones que el Plan deberá ahora justificar y completar.

Superada, pues, esta primera etapa de evaluación ambiental estratégica, en breve comenzará la tramitación del instrumento de planeamiento completo (Plan Parcial), posibilitando así el comienzo de la transformación de una amplia franja del territorio de Benidorm que ahora presenta una imagen deteriorada social y físicamente, tal y como reconocen desde la Agrupación de Interés Urbanístico.

Por tanto, y según estas fuentes, la Generalitat considera que no existen impedimentos ambientales que condiciones el desarrollo del sector. No obstante, su dimensión hace aconsejable su sometimiento al trámite de evaluación ambiental ordinaria, que permite una mejor valoración y planificación de los efectos de la ejecución del plan sobre aspectos como la infraestructura verde, los riesgos inducidos o la afección a recursos naturales como el agua y la atmósfera, entre otros. Este trámite refuerza el análisis técnico durante el proceso de tramitación del plan, y requerirá de una nueva intervención del órgano ambiental antes de su aprobación definitiva.

Segunda fase

Con la resolución obtenida ya de la Generalitat, la Agrupación de Interés Urbanístico, integrada por propietarios de la mayor parte del suelo afecto, activa la segunda fase de los trabajos, que consistirá en la confección de una versión preliminar del Plan Parcial, junto con estudios sectoriales referidos al tráfico y movilidad sostenible, demanda de recursos hídricos, reducción del riesgo de inundabilidad, integración paisajística, informe acústico, viabilidad y sostenibilidad económica, complementado todo ello con un estudio ambiental y territorial estratégico que valorará los impactos más relevantes y propondrá las medidas correctoras para garantizar el mejor encaje ambiental y territorial del desarrollo del sector.

El Plan Parcial tiene como ejes fundamentales "la integración con la Infraestructura verde regional y local, además de la adopción de altos estándares ambientales y de sostenibilidad para edificios y espacios públicos y privados del sector, aprovechando proyectos como Benidorm Destino Turístico Inteligente y la EDUSI Benidorm, entre otros", apuntan. Esto permitirá "culminar la trama urbana de la zona de Levante de Benidorm, creando nuevos espacios dotacionales (zonas verdes y equipamientos) en torno a un gran parque central que generará una nueva área y la solución a los diferentes problemas que presenta el área".

Por último, los propietarios también recuerdan que el proyecto presentado en esta primera fase ya tuvo en cuenta las indicaciones previas que plantearon Generalitat y Ayuntamiento de Benidorm, dando forma a un documento "muy escrupuloso", que recogía absolutamente todas las sugerencias de ambas instituciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook