08 de enero de 2019
08.01.2019

Ocho clubes náuticos de la provincia respiran aliviados tras ampliar el Consell su concesión de 30 a 50 años

La Generalitat modificó la Ley 2/2014 de Puertos el 27 de diciembre con la Ley de Acompañamiento a los presupuestos de 2019. La medida posibilita la continuidad de los puestos de trabajo que genera la actividad

07.01.2019 | 23:54
Instalaciones del Club Náutico de Altea, uno de los afectados por la ampliación de la concesión.

Una «tabla de salvación» para los ocho clubes náuticos de la provincia afectados por la caducidad de su concesión portuaria ha llegado como regalo de Año Nuevo desde el Consell. El pasado 28 de diciembre se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) la Ley 27/2018, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generlitat, o Ley de Acompañamiento a los presupuestos de 2019, la modificación legislativa de la Ley 2/2014, de 13 de junio, de Puertos de la Generalitat Valenciana, mediante la cual se aprueba el plazo de las concesiones portuarias hasta los 50 años, «incluidas las prórrogas».

En el artículo 79 de la Ley 27/2018 se modifican varios artículos de la Ley 2/2014 y entre dichas modificaciones se destaca que «en este mismo régimen de prórrogas establecido en esta Ley (2/2014, de 13 de junio) también resultará de aplicación a todas las concesiones gestionadas por entidades sin ánimo de lucro cuyo plazo hubiera finalizado a la entrada en vigor de dicha Ley. Siempre que a 31 de diciembre de 2018 dichas entidades sin ánimo de lucro sigan manteniendo la explotación de las mismas mediante autorizaciones temporales otorgadas por la conselleria competente en materia de puertos. En estos casos la posible prórroga no podrá exceder de 50 años a contar desde la fecha de otorgamiento del título concesional».

Para el Club Náutico de Altea, una de las entidades que llevan luchando 18 años para que los clubes náuticos no vayan a manos privadas reivindicando su labor social y deportiva, la modificación de la Ley 2/2014 «es una tabla de salvación, tanto para nosotros como para los otros siete clubes náuticos de la provincia que están en similar situación a la nuestra: Xábia; Les Bassetes, en Benissa; Moraira, en Teulada; Costa Blanca, en Alicante; Torrevieja; Dehesa de Campoamor, en Orihuela; y Torre Horadada, en Pilar de la Horadada».

Más empleo e inversiones

Desde la Agrupación de Puertos Deportivos y Turísticos de la Comunidad Valenciana, donde se encuentran asociadas la práctica totalidad de las marinas de la Comunidad Valenciana, mostraron ayer su satisfacción al conseguir que se amplíen los plazos de sus concesiones. El presidente de esta agrupación, Gabriel Martínez, señaló que esta ampliación hasta 50 años «supone para nuestras empresas un futuro con objetivos más amplios y una revalorización económica muy importante». Martínez afirmó que «es importante para la seguridad y la continuidad de los puestos de trabajo que genera la actividad náutica», pues «somos un motor muy importante para la economía de nuestra zona», además de que también «va a suponer que todas las inversiones que estaban pendientes se pongan en marcha y esto hará que los puertos mejoren sustancialmente y consigan así situarse a la vanguardia del país».

Desde el Club Náutico de Altea incidieron en la diferencia entre una marina y un club. «No tienen nada que ver. La marina es una sociedad que reparte los dividendos de lo que gana entre sus socios, mientras que el club destina el 90% de lo que gana a la promoción del deporte náutico, y el otro 10% a inversiones de mejora de las instalaciones». Por otro lado recordaban que los clubes náuticos «lideramos el 100 por cien del deporte náutico. Sin nosotros, no habría ni vela, ni remo, ni pesca deportiva. Hacemos una función social que soportamos nosotros y nuestros socios».

El presidente del Club Náutico de Altea, José Román Zurutuza, indicó que «nosotros defendemos la actividad deportiva del club contra viento y marea. Desde 2000 llevamos luchando para que la Generalitat tome conciencia de la labor que tenemos los clubes náuticos, pues muchos hemos estado a punto de desaparecer por las elevadas tasas que nos imponen, además de que estamos funcionado con prorrogas de las concesiones renovadas cada tres años». Zurutuza explicó que «en nuestro caso, que estamos funcionando en precario con autorizaciones trimestrales que nos impiden invertir en la mejora de nuestras instalaciones, la última prórroga acaba en 2020 y con esta modificación de la Ley 28/2014 tenemos diez años más para trabajar de cara a solicitar una nueva concesión, pues la que tenemos se otorgó el 23 de julio de 1980».

La modificación de la Ley 2/2014, de 13 de junio, de Puertos de la Generalitat, para ampliar las concesiones de 30 a 50 años se equipara a los plazos concesionales establecidos para los puertos de interés general en el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado de la Marina Mercante y en prácticamente las demás Comunidades Autónomas portuarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook