28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Airbnb factura ya más de 12 millones de euros al año en Benidorm

Los alquileres del portal en la ciudad ingresan en lo que va de año el doble que el ejercicio anterior

28.12.2018 | 15:55

Más de 12 millones de euros. Es la cifra que mueve ya el portal online de alquileres turísticos Airbnb en Benidorm, según un estudio realizado por el departamento de Big Data de Hosbec con el fin de chequear la oferta que compite de forma directa con los hoteles de la capital de la Costa Blanca con el fin de conocer la dimensión del fenómeno y sus características -que por falta de herramientas por parte de la administración no se pueden cuantificar-, saber que valores económicos genera la plataforma Airbnb para Benidorm, valorar económicamente esta actividad y comparar los diferentes índices como son el ADR y RevPar y averiguar que tipo de clientes alquilan estos apartamentos turísticos.

Y, entre otras cosas, el estudio desprende que el 70% de los ingresos generados se facturaron entre junio y noviembre, con un importante crecimiento respecto al año anterior. Así, la progresión de los ingresos de Airbnb en la ciudad alcanzan cifras inimaginables hace unos años ya que en 2017 se facturó durante todo el año algo más de 8 millones de euros, en los primeros once meses de 2018 el volumen de negocio alcanza supera ya los 12 millones de euros por lo que se estima un crecimiento final para 2018 cercano al 55%.

Además, para Hosbec, el fenómeno de la hotelización de viviendas es incuestionable ya que más de la mitad de las viviendas comercializadas se alquilan por 3 noches o menos, "por lo que no estamos ante un uso residencial de las mismas".

El departamento de BigData de Hosbec ha empleado la herramienta Airdna, un servicio que proporciona análisis sobre alquileres de vacaciones, para monotorizar los apartamentos y habitaciones compartidas comercializadas por Airbnb en el destino. Así, durante el año 2018 se comercializaron en Benidorm una media de 1.347 apartamentos y habitaciones distribuidos por todas las zonas de la ciudad.

De de esta oferta, 1.279 unidades corresponden a viviendas completas, mientras que 68 son habitaciones privadas. Una aproximación prudente y conservadora nos indica que esta oferta puede albergar a unos 6.331 turistas al día, mientras que la oferta hotelera de la ciudad es de 41.096 plazas. Así pues, Airbnb comercializa una oferta de alojamiento que representa el 15% a la oferta hotelera de Benidorm.

El informe proporciona información también sobre las características de las viviendas que se comercializan. El modelo con más cuota de mercado es el apartamento con 2 habitaciones y de media se hospedan 4,7 personas en cada comercialización. Algo que queda reflejado en el informe es el enfoque de negocio que tienen los que publican los apartamentos en esta plataforma. Olvidado ya el concepto de "economía colaborativa" se descubre que el 55% de los profesionales tienen más de una propiedad publicada. "Este dato refuta la tesis de algunas asociaciones que defienden la legalidad de esta oferta, ya que se debería tratar esto como un negocio, y con ello, el cumplimiento de lo determinado en la normativa urbanística así como las obligaciones administrativas, fiscales, laborales y seguridad en su más amplio sentido (sanitario, policial, asegurador...)", valoran desde Hosbec.

El fenómeno de hotelización de viviendas es incuestionable. Los datos estadísticos de Benidorm reflejan que ya que el 52% de los turistas que utilizan los servicios de Airbnb pernoctan 3 noches o menos. Sólo el 17% del total pernocta en una horquilla que va de 7 a 29 noches, lo que confirma que este modelo de alojamiento huye de lo residencial para centrar su modelo de negocio en el alojamiento de corta estancia, similar al hotelero.

Benidorm tiene una especial configuración al ser un destino turístico que de forma habitual alberga a más turistas que residentes, por lo que la explosión de estas plataformas todavía no ha creado grandes problemas en la ciudad, al contrario de lo que ha ocurrido en otras ciudades españolas y europeas. Sin embargo, los precios medios manejados por esta plataforma y la oferta comercializada se ajustan perfectamente a los patrones de las temporadas turísticas de la ciudad, como cualquier otro alojamiento reglado. La mayor oferta comercializada y los precios más altos se producen en los emes de junio, julio, agosto y septiembre, coincidiendo con la alta temporada turística.

El estudio y análisis realizado por BigDataHosbec recoge también todos los aspectos económicos de la comercialización de AirBnb en la ciudad. El mes con mayores ingresos mensuales fue agosto con una media de ingresos de 1.967 € por cada apartamento y de 975 € por cada habitación privada. Como se observa en la gráfica los meses de verano son los que mayor actividad tienen. Desde que se inició el estudio por Hosbec, la llamada "economía colaborativa" ha facturado en este periodo algo más de 23 millones de euros.

BigDataHosbec también vigila la actividad de Airbnb en otros municipios importantes de la Costa Blanca. Así, Alicante es el municipio de la Costa Blanca que mayor número de propiedades tiene en comercialización con una media de más de 3.200, seguido de Calpe con 1.680 propiedades en cartera. La tarifa media más elevada se obtiene en La Nucía con 120€/día seguida de Altea con 92€.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído