06 de diciembre de 2018
06.12.2018

Golpe policial a la venta de pornografía en cinco comercios de Benidorm

La Policía Local se incauta de cerca de 500 artículos como camisetas con mensajes obscenos, caramelos con forma de pene o pechos de plástico que se vendían en supermercados o tiendas asiáticas

06.12.2018 | 20:53

Camisetas con mensajes obscenos, caramelos con forma de pene, mecheros con fotografías de mujeres desnudas o pechos de plástico. Éstos son algunos de los casi 500 artículos que han sido decomisados por la Policía Local de Benidorm en una actuación contra la venta de material de contenido erótico y de pornografía en un total de cinco comercios ubicados entre la calle Gerona y la avenida de Europa, en la conocida como «zona guiri».

La actuación se inició como respuesta a las quejas de decenas de ciudadanos por la exposición en la vía pública de muchos de estos objetos, a cualquier hora y a la vista de todo el mundo, a pesar de no encontrarse en comercios específicamente destinados a la venta de productos eróticos, sino con licencia de supermercado, comercios asiáticos o de productos multiprecio.

El edil de Seguridad, Lorenzo Martínez, ha explicado que la mayoría del género que ha sido decomisado estaba dirigido al público británico, el más habitual en la zona donde se ha llevado a cabo la actuación. De hecho, entre el material incautado figuran 380 camisetas de llamativos colores, sin mangas y con textos claramente pornográficos escritos en inglés, entre los que pueden leerse mensajes como «lick my pussy», «fuck off», «fuck loud and make noise», «suck my cock» o «i think he's gay», entre otros.

En los cinco supermercados o comercios en los que se ha intervenido, la Policía Local detectó que todos estos artículos estaban «perfectamente visibles al público en sus zonas interiores o retranqueadas a la vía pública y sin ninguna limitación o impedimento para que un menor de edad pueda tener acceso» a los mismos.

Además, ninguno de los establecimientos disponía de autorización administrativa para la venta de dichos productos, pudiéndose producir una vulneración del Real Decreto que tipifica la venta de material pornográfico.

Fuentes policiales indicaron que ahora se pasará parte a la Subdelegación del Gobierno para que interponga la sanción que corresponda y que, en este caso, pueden ir de los 600 a los 30.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook