05 de diciembre de 2018
05.12.2018

Un robo en un colegio de La Vila deja a los maestros sin material para dar clase

Los ladrones sustraen todos los portátiles con los que trabajan los docentes, causan numerosos destrozos y obligan a suspender las clases

05.12.2018 | 00:30
Fachada exterior del colegio La Torreta de La Vila, ayer.

«Hemos retrocedido 6 o 7 años», lamenta la dirección de la escuela, que trabaja con la pizarra digital.

Plagado de destrozos y sin ordenadores, tablets ni material informático para poder dar clases. Así amaneció ayer el colegio público de Infantil y Primaria Francisca Ruiz Miguel de La Vila Joiosa, también conocido como CEIP La Torreta, donde un asalto durante la madrugada del lunes al martes obligó ayer a suspender las clases de los alumnos de primero a sexto de Primaria y dejó al centro tomado literalmente por agentes de la Guardia Civil, que han abierto una investigación para intentar identificar al autor o autores del asalto. Hoy está previsto que los alumnos de Primaria puedan regresar a las aulas con normalidad. Aunque será una normalidad solo a medias, debido al importante impacto que este robo va a tener sobre la forma de organizar las clases en los próximos días.

El Francisca Ruiz Miquel trabaja desde hace años con el sistema de la pizarra digital y tiene un grado de informatización muy avanzado, lo que hace que todo el funcionamiento del centro se controle de manera informática y que los docentes también tengan digitalizado todo el contenido y material de las asignaturas que imparten a los alumnos, los trabajos que realizan y todo tipo de comunicación entre el personal del propio centro y con el alumnado. De ahí que, además de la importante pérdida económica que de por sí genera la sustracción de todo el material informático, todavía es más grave la pérdida de toda la información que contenían los ordenadores de mesa y portátiles que les han sustraído.

«Es un auténtico desastre, que nos ha hecho retroceder por completo en el trabajo que venimos realizando desde hace seis o siete años», se lamentaron ayer desde la dirección de este colegio.

Investigación de la Guardia Civil

La Policía Judicial de la Guardia Civil de La Vila ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, aunque por ahora no han trascendido demasiados detalles de lo acontecido. Todo apunta a que el robo habría sido cometido por dos o más personas, debido al volumen del material sustraído. Los hechos habrían ocurrido entre la tarde-noche del lunes y la madrugada de ayer, martes, y fueron descubiertos por personal del colegio cuando llegaron a primera hora a abrir las instalaciones.

Según explicaron los afectados, el centro ha sufrido numerosos daños. Las puertas de todas las aulas amanecieron reventadas, también arrancaron los marcos de varias puertas de seguridad y una valla del exterior también fue arrancada. Lo mismo ocurrió con los cajones de las mesas de los maestros, en la sala de profesores o en la cocina del colegio, donde los asaltantes también realizaron importantes destrozos.

Pero, sin duda, lo peor de todo fue el robo de todo el material electrónico e informático del colegio, que como ya se ha contando al inicio de esta información, ha provocado la pérdida de mucho trabajo que se había venido realizando hasta ahora y de importante y valiosa información para los maestros y alumnos de La Torreta.

El Ayuntamiento, al rescate

Se da la circunstancia de que la Conselleria de Educación carece de un seguro por el contenido que hay en los centros educativos, aunque sí tiene asegurados los edificios en sí. Por tanto, no hay aseguradora que ahora se haga cargo de todos los daños y los objetos robados.

Por eso, tras tener conocimiento del asalto, el Ayuntamiento de la Vila acordó ayer abrir una línea de crédito de 10.000 euros para que el colegio pueda sustituir el material sustraído y cuanto antes los niños puedan recibir sus clases con normalidad. El alcalde Andreu Verdú confió en que «los cuerpos de seguridad puedan resolver» rápidamente la investigación y «ajusticiar a los culpables que han atacado algo tan importante como la educación de nuestros niños».

El de ayer es el segundo robo que se produce en un colegio de la provincia en días, después de que el viernes también asaltaran el Rafael Altamira de El Campello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook