08 de septiembre de 2018
08.09.2018

Sanidad arranca las obras en la segunda planta del hospital de la Marina Baixa tras dos meses de cierre

La consellera Ana Barceló anuncia una inversión de 130.000 euros para la reforma de un ala pero admite que no hay novedades en el proceso para la ampliación

08.09.2018 | 00:39

Dos meses después de que se cerrara la segunda planta del Hospital Comarcal de la Marina Baixa, la consellera de Sanidad, la socialista Ana Barceló, visitó ayer el centro para anunciar, entre otras cosas, el inicio de las actuaciones en las citadas dependencias. Pero, durante ese periodo de tiempo, el recinto hospitalario no sólo ha tenido que soportar la presión propia del verano sin esta zona de hospitalización sino que, además, ha tenido que hacer frente a las altas temperaturas sin aire acondicionado por la rotura del sistema y, como postre, hace una semana, se clausuraron la mitad de los quirófanos por la caída de un falso techo en el vestuario de uno de ellos. De ahí que Barceló se viera ayer obligada a explicar una por una las soluciones que desde su área se han planteado para atajar todas las incidencias con las que están lidiando trabajadores y pacientes a la vez que hizo hincapié en la inversión que el Gobierno valenciano hará para renovar una de las plantas del centro.

La zona de hospitalización de la segunda planta del centro ubicado en La Vila Joiosa se cerró al inició de verano por las obras de reforma. No obstante, no será hasta el próximo lunes cuando los trabajos comiencen en esta parte del centro donde se encuentran las especialidades quirúrgicas como otorrino, digestivo u oftalmología, entre otras. La actuación está valorada en 130.000 euros, como destacó Barceló y estaba prevista desde hace meses, como apostilló ayer la gerente del departamento Marina Baixa, Rosa Louis, quien compareció ayer ante los medio junto con la consellera socialista.

Pero, a esta actuación ya prevista, ahora hay que añadirle dos nuevas actuaciones de urgencia, que el Consell ya ha aprobado. Por una parte, el chequeo de un total de 35.000 metros cuadrados de falso techo, como destacó ayer Louis, después de que hace una semana se derrumbara la escayola de uno de los vestuarios de las salas. Los operarios comenzaron ayer mismo la revisión que todavía no se sabe lo que puede llegar a costar. «Vamos a abrir y en función de lo que encontremos se actuará», aseguró ayer Barceló.

Pero ahí no queda la cosa. Este derrumbe ha obligado a cerrar la mitad de los quirófanos con los que cuenta el centro hospitalario, por lo que la consellera también avisó ayer de que los intervenciones quirúrgicas se harán a partir de ahora también en horario de tarde y, si es necesario, incluso los sábados por la mañana.

Por otra parte, también se está a la espera de la llegada de los nuevos aparatos para el sistema de refrigeración que, de momento, siguen sin llegar al estar fabricándose a medida, detalló la gerente del departamento de Salud de la Marina Baixa.

Para lo que no tuvo nueva respuesta ayer la consellera fue para las fechas del proyecto de ampliación del hospital comarcal. La redacción del proyecto sigue sin licitarse y, por ahora, no hay un día marcado en rojo en el calendario para que esto suceda. No obstante, Barceló se mostró optimista. «Esperamos tenerlo a finales de año o a principios de 2019», zanjó la consellera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook