11 de agosto de 2018
11.08.2018

Josep Francés acaba el cuadro sobre Benidorm y descarta volver a la ciudad

El artista de Alzira termina en su estudio su particular versión del «skyline» de la localidad después de que la Policía Local le impidiera pintar en la playa de Levante

10.08.2018 | 21:53
Josep Francés acaba el cuadro sobre Benidorm y descarta volver a la ciudad

El renombrado pintor de Alzira Josep Francés ha acabado al final en su estudio el cuadro sobre el «skyline» de Benidorm que no pudo realizar durante el fin de semana pasado en el paseo de la playa de Levante de la turística urbe ante los impedimentos presentados por una patrulla de la Policía Local. El artista ha recreado una obra de colores vivos en la que se identifican algunos de los rascacielos más conocidos de la localidad de la Marina Baixa: «Como en todas mis obras, he intentado unir realidad y ficción. En este caso, por ejemplo, además de retratar el imponente rascacielos Intempo he situado otro más pequeño, blanco y con forma de vela que aún no está construido. Sin embargo, he querido añadirlo a la composición», detalló el pintor alcireño a este periódico.

A su vez, también confirmó que la perspectiva utilizada es irreal: «Está trazada a unos metros del suelo», expuso. La obra, titulada «Intempo» en referencia al afamado edificio, mide metro y medio de alto por un metro de alto y su precio es ligeramente superior a los 3.000 euros.

Mensajes de ánimo y ataques

El autor ha finalizado el trabajo en su casa y ayer quiso agradecer las palabras de ánimo con un mensaje publicado en la red social Facebook: «Después de unos días de mucha polémica y emociones encontradas, finalmente opté por acabar la obra. Primero, tengo que dar las gracias por los centenares de mensajes de apoyo que recibido, muchos de ellos de Benidorm. También lamento los innumerables mensajes agresivos, con insultos y descalificaciones que también he recibido desde allí». Cuestionado por la posibilidad de volver a Benidorm para pintar en la calle, el autor lo tiene claro: «Ganas de volver no tengo ninguna. Cuando te invitan a volver solo si pides permiso ves la situación como una total incongruencia. Para pintar al aire libre se requiere tranquilidad y toda la polémica ocasionada crearía un ambiente tenso si volviera, la verdad. Haré una comparación para entender lo absurdo de la respuesta del portavoz del ayuntamiento: sería como si yo le invito a cenar en mi casa y cuando a este señor le abro la puerta le exijo que me pida permiso para entrar. No se puede entender».

«Por supuesto que no pienso volver a pintar a Benidorm. Hasta que esta sociedad no cambie un poco no lo puedo hacer. Mientras se piense que la presencia de un pintor en la calle puede llegar a atraer a miles de artistas que puedan colapsar una ciudad tendremos un problema», apostilló Josep Francés. La polémica sobre el cuadro, ahora sí, parece haber vivido su último episodio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído