10 de julio de 2018
10.07.2018
Benidorm

La entrega del premio «Miquel Llinares» se convierte en un homenaje a las gentes del mar

La Fundación Frax reconoce en un multitudinario acto en Benidorm la investigación en materia naval del médico Eusebi Chiner

10.07.2018 | 00:25
El momento de la entrega del premio de la Fundación Frax.

El ganador del premio dona el montante a Cáritas.

Multitudinaria asistencia, anoche, en el acto de entrega del premio de investigación naval de la provincia de Alicante «Miquel Llinares Barceló», que en su primera edición ha recaído en el trabajo «Historia de la Sociedad Española de Salvamento de Náufragos y su relación con los prácticos benidormenses», firmado por el médico e investigador Eusebi Chiner Vives. El Almirante de la Armada Española y director del Museo Naval de España, Fernando Zumalacárregui, clausuró el acto con palabras de elogio a la iniciativa de la Fundación Frax, «porque supone un paso importante en la recuperación de la historia de una parte de nuestra geografía muy vinculada al mar». «Se trata», señaló Zumalacárregui, «de rescatar la historia de quienes vivieron en y para la mar en todo tipo de oficios, porque sin lugar a dudas Alicante y Benidorm han aportado grandes nombres a la historia de la Armada Española».

El acto se convirtió, desde su inicio mismo, en un auténtico homenaje a las gentes del mar, comenzando con la figura de quien da nombre al premio, Miquel Llinares Barceló, considerado «la memoria viva de Benidorm», como recordó el presidente de la Fundación Frax, Matías Pérez Such. «No se puede entender la historia de Benidorm», dijo Pérez Such, «sin conocer su historia naval, tan importante como desconocida, y que vamos a intentar rescatar con esta convocatoria anual, con la que esperamos poner en valor un bagaje histórico de primer orden».

El hijo del Miquel Barceló, Jaume, definió a su padre como «un hombre apasionado del mar, de la tierra, de la historia y las costumbres», y aportó algunas de las anécdotas o sucesos que él rescató del olvido, como el del «pecio de manís», una embarcación de 30 metros de eslora que en 1892 naufragó a apenas 30 metros de la playa de Benidorm, y cuyos restos se pueden observar hoy a solo cuatro metros de profundidad

En la misma línea, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, destacó la vinculación de las gentes de Benidorm con el mar, «que está en nuestro ADN. La historia de Benidorm no es ni mejor ni peor, sino simplemente la nuestra, y recuperarla es digno de elogio en todos los sentidos, porque Benidorm está en deuda permanente con la gente del mar, y hoy empezamos a pagar parte de esa deuda».

Salvamento marítimo

El ganador del premio, Eusebi Chiner, donó el montante económico a Cáritas, en cuya representación recogió el talón bancario Juan Antonio González, cura párroco de la Iglesia de San Jaime y Santa Ana de Benidorm. Como parte de la ceremonia, Eusebi Chiner dictó la conferencia titulada «El salvamento de náufragos. De la audacia y la filantropía a los nuevos retos del siglo XXI», toda una lección magistral de historia desde que hace 400 años surgieran las primeras organizaciones especializadas en el salvamento de náufragos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine