01 de junio de 2018
01.06.2018

Benidorm exigirá a los taxistas que hablen tres idiomas y sus antecedentes penales

El Ayuntamiento modifica algunas de las condiciones para la obtención del permiso municipal para conducir vehículos de pasajeros y disminuye las pruebas a dos anuales

01.06.2018 | 00:35
Dos taxis estacionados en una de las paradas de Benidorm.

Los conductores tendrán que acreditar conocimientos de castellano, valenciano e inglés.

Benidorm quiere que subir a sus taxis sea seguro y cómodo para los vecinos y turistas de la ciudad. Pero además pretende que cuando un pasajero utilice uno de estos vehículos pueda comunicarse a la perfección con el conductor y viceversa. Para ello, el Ayuntamiento ha modificado las bases, que se crearon en 2008, y que rigen la obtención del permiso municipal de conducción de taxis incluyendo dos puntos concretos: que los aspirantes tengan que presentar un certificado acreditativo de que no cuentan con antecedentes penales y que demuestren que tienen conocimientos de tres idiomas.

En el primer caso, según recoge el decreto en el que se aprueban las nuevas bases para esas pruebas para tener el permiso, los conductores tendrán que presentar un documento que diga que no cuentan con ningún antecedente relacionado con la seguridad vial, la integridad de las personas, por delitos de violencia de género o delitos de odio, «con penas impuestas por esos delitos superiores a dos años».

La intención, según explicó el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, es garantizar la seguridad de los usuarios porque «hemos detectado algún problema» relacionado con esta cuestión.

Además, los aspirantes tendrán que acreditar que saben castellano, valenciano e inglés; o al menos que cuentan con nociones de éstos y que se acreditarán durante las pruebas para conseguir el permiso municipal. «Una opción para comprobarlo es formular en los test alguna pregunta en estos idiomas para que la contesten», indicó el edil. En «una ciudad como Benidorm, con tantos turistas y donde conviven castellano y valenciano es necesario tener esos conocimientos básicos», añadió. Esos test están formados por 20 preguntas con cuatro posibles respuestas cada una que van desde aspectos como normativa del taxi, funcionamiento del taxímetro y tarifas o conocimiento del «medio físico, puntos de interés y ubicaciones del término municipal» de Benidorm; es decir, que se conozca la ciudad.

Pero no solo se ha modificado cuestiones que afectan directamente al conocimiento o los conductores, también se ha reducido el número de convocatorias que se hacen al año para lograr este permiso. Así, de tres pruebas se ha pasado a dos: una en febrero y otra en octubre. Los plazos para presentar las instancias para poderse examinar serán del 1 al 20 de enero y del 1 al 20 de septiembre, respectivamente.

Adaptarse a las nuevas leyes

Las modificaciones que se han hecho en las normas que rigen la obtención de autorizaciones municipales responden, entre otras cuestiones, a la necesidad de adaptarlas a las nuevas leyes que se han aprobado para regir el sector, según explicó el responsable del área. Así, el pasado mes de noviembre la Generalitat daba luz verde a la Ley 13/2017, lo que ha provocado la «necesidad de que la materia del taxi sea revisada por el Ayuntamiento» de Benidorm. El concejal explicó además que la ciudad «será una de las primeras en adaptarse» a esa nueva normativa.

Además, la inclusión de la reducción en el número de convocatorias responde a una petición del propio sector, según recoge la documentación a la que ha tenido acceso este diario. Así, el pasado mes de marzo, se celebró una asamblea extraordinaria de la Asociación Local de Radio-Taxi Benidorm en la que se abordó precisamente una posible modificación en el número de convocatorias pidiendo que se pasara de 3 a 2 anuales.

El acta de esa sesión, según las mismas fuentes, fue remitida al Ayuntamiento para que la Concejalía «la tomara en consideración y se estudiaran las modificaciones», algo que se ha hecho tras un informe fechado en mayor de los técnicos municipales del área de Seguridad y Movilidad.

De todo ello, salen las nuevas condiciones para conseguir el permiso después de 10 años de vigencia de las anteriores. Pero para conseguir la autorización municipal, que tendrá una validez de cinco años, hacen falta otros documentos además del certificado de no tener antecedentes penales como son los identificativos o un certificado médico. Así, el tribunal calificador estará formado por el alcalde o concejal delegado; el secretario municipal; y los técnicos y personal de las áreas de Seguridad y Movilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook