24 de mayo de 2018
24.05.2018

Benidorm suma 80 kilómetros de carril bici

La ciudad ya cuenta con 53 kilómetros de viales y ciclovías además de 16 más de ciclosenderos para este transporte en el entorno de Serra Gelada

23.05.2018 | 23:02
Un ciclista recorre uno de los carriles bici que ya existe en Benidorm.

El Ayuntamiento logra 400.000 euros de los fondos Feder para ampliar otros 11 kilómetros en Levante.

De norte a sur y de este a oeste subidos en dos ruedas. Benidorm suma ya en sus calles 70 kilómetros de carriles bici y ciclovías pero no piensa parar ahí. Para empezar, antes de que acabe el año tendrá otros 11 kilómetros de estos viales, por lo que llegará a 80 kilómetros; pero además, la pretensión es alcanzar los 100.

Los carriles bici, es decir, aquellos que están reservados exclusivamente a los ciclistas, y las ciclovías (que comparten ciclistas y vehículos) suman en la ciudad 53 kilómetros. Además, existen otros 16 kilómetros de ciclosenderos en el entorno de Serra Gelada que tienen también el objetivo de fomentar el cicloturismo entre los que visitan la ciudad.

En total, 69 kilómetros que este año pasarán a ser 80 tras el proyecto que tiene listo el Ayuntamiento de Benidorm para añadir 11 kilómetros y para el que ha conseguido entrar en el Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Comunitat Valenciana 2014-2020 lanzado por la Generalitat, según lo publicado ayer en el DOGV. Con ella, al proyecto le corresponden 813.329 euros de los que el 50% llegará en forma de subvención y el resto lo tendrá que aportar el Ayuntamiento (406.664 euros).

Así que el gobierno local pretende crear nuevos tramos de carril bici y unir toda la red de Levante, según explicó ayer el alcalde, Toni Pérez, bajo un proyecto denominado «Anillo ciclista de Levante y ramales de conexión» que ya fue aprobado por el pleno y está basado en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), aprobado en 2016. Y además, la financiación del mismo está prácticamente lista ya que en los presupuesto de 2018 ya se incluyeron más de 200.000 euros.

Tres carriles en avenidas

Entre los carriles que se proyectan, uno desde la rotonda de la Comunidad Europea con Europa hasta la Ermita de Sanz, a través de la antigua N-332, y que enlazará con el tramo realizado por la Diputación de Alicante en la CV-753, la carretera que conecta con l'Albir. Pero además, el proyecto aborda la mejora de las dos entradas de Benidorm desde Altea y l'Alfàs del Pi.

En las avenidas Comunidad Valenciana y Atmirall Bernat de Sarrià, el carril bici se implantará en los laterales de la calzada ya que tendrá carácter ciclopeatonal, mientras que en la avenida de Europa discurrirá por el centro de la vía siguiendo el modelo de Alfonso Puchades o Jaime I. En l'Ametlla del Mar, Doctor Severo Ocho, Estocolmo, Montecarlo, Rumanía, Marsella y Nápoles operará el modelo de ciclovía, es decir, se marcará con líneas rojas en la calzada. Por otro lado, se colocarán de reductores de velocidad en las mismas avenidas de los carriles bici.

El proyecto incluye además otros elementos singulares, algunos vinculados a las nuevas tecnologías, como tótems, cámaras, pilonas, protectores de carril bici, señalización de rutas o hitos

A todo ello también se sumará la zona de influencia del Parque Natural de Serra Gelada y algunos de sus elementos más singulares e icónicos como la subida a la Cruz, la Torre de Les Caletes y la Punta del Cavall. En definitiva «un guiño» al turismo deportivo.

Con todo, parece que la apuesta por la movilidad y la sostenibilidad de Benidorm es clara. A la creación de estos viales se suma un servicio público de bicicletas que, tras dos meses sin funcionar, recuperó la normalidad. Así que en un futuro, la ciudad pretende ser un referente como otras capitales de Europa en el uso de la bicicleta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído