05 de mayo de 2018
05.05.2018

Benidorm coronará la nueva avenida del Mediterráneo con una torre de 22 metros de luces led

La reforma de esta arteria costará finalmente 11 millones de euros al tener que incluir trabajos en el subsuelo - Parte de las luminarias se suspenderán con cables sobre los árboles para no perder luz

05.05.2018 | 00:13

Un «tecnohito» de 22 metros de altura en el corazón de la avenida del Mediterráneo. Este es uno de los elementos singulares que incluye el proyecto que permitirá remodelar esta arteria, una de las primeras que se construyeron en la capital turística. En concreto, el documento contempla situar una torre a modo de pantalla led en la confluencia de la avenida, la plaza Triangular y la calle Esperanto. Esta estructura metálica estará formada por una escalera de caracol que se cubrirá con una malla que por la noche se iluminará para permitir la reproducción multimedia; es decir, imágenes y otros elementos. A ella se suman dos «tecnoparadas» para el transporte público, que siguen el mismo modelo de iluminación.

Así se desveló ayer tras el Consejo Asesor de Escena Urbana, en el que, por segunda vez, los técnicos explicaron el proyecto de remodelación de la avenida a representantes de los grupos de la Corporación, representantes de entidades empresariales y vecinales, y asesores externos.

Pero no sólo esos dos puntos contarán con tecnología led. La avenida también renovará todo su alumbrado con dos tipos de luces: de un lado luminarias con proyectores sobre las columnas; y de otro, luminarias de un diámetro de entre 4 y 6 metros suspendidas mediante cables de acero que permitirán salvar las copas de los árboles sin perder luz.

Modificaciones

Pero la colocación de todos estos elementos singulares se harán en la última parte de la reforma de la avenida del Mediterráneo. Primero, el proyecto tiene que acabar sus trámites. Ayer pasó uno de ellos: el visto bueno de ese Consejo Asesor de Escena Urbana al que se explicó de nuevo el proyecto después de las modificaciones que ha habido que llevar a cabo y que ha hecho que el presupuesto de la obra haya pasado de cerca de 9 millones a 11,5 millones.

En concreto, el documento de esta primera fase desde la plaza de la Hispanidad hasta la avenida de Europa ha tenido que incluir la renovación de todas las infraestructuras del subsuelo, fundamentalmente hídricas, que se encuentran «muy deterioradas» debido a su antigüedad, que en muchos casos supera los 40 años, según indicaron fuentes municipales. Así, se va a renovar la red de agua potable y alcantarillado, y se va a mejorar la red de pluviales con un nuevo colector de mayor capacidad y, sobre todo, al conectar esta red con la de l'Aigüera a través de la calle Esperanto.

Así que con el documento final sobre la mesa, ahora toca ver los plazos. La ejecución de la obra está prevista en once meses, aunque, según las fuentes consultadas, en la licitación se incluirá como mejoras la reducción de plazos. Pero, antes de mover una piedra, el proyecto tiene que aprobarse por el pleno, un trámite que el pasado día 30 no se hizo en la sesión ordinaria porque la oposición tumbó la urgencia del punto y no entró en el orden del día. Una vez aprobado, en una sesión posterior, el pleno tendrá que dar vía libre a los pliegos de condiciones para licitar la obra que, por su cuantía, debe publicarse por un periodo de 45 días en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). Así que si todo va bien y se cumplen los plazos, según indicó el alcalde, Toni Pérez, la obra debería estar adjudicada en septiembre para poder iniciarse en octubre. Y es que, de esta forma, los trabajos solo afectarían a «una Semana Santa y un verano».

En concreto, el «grueso» de los trabajos duraría cinco meses; es decir, aquellos que conllevan el movimiento de tierra ya que está previsto excavar entre dos y tres metros hacia abajo para «eliminar la tierra viciada» de todos estos años, según fuentes municipales. Así que, una vez pasado ese tiempo, los trabajos ya son sobre superficie, «lo que ya no será tanta molestia para vecinos y comerciantes».

Presupuestos

La oposición conoció ayer de nuevo los detalles del proyecto. Así, desde Compromís, su portavoz, Josep Bigorra, preguntó por cuestiones relacionadas con el presupuesto además de proponer que, ya que «el tecnohito tiene escaleras, cuando no esté iluminado, pueda ser visitable», una cuestión que favorecería al turismo.

En cuanto al presupuesto, el edil indicó que en las cuentas municipales sólo hay contemplados 2 millones de euros para 2018 y 2019, así que preguntó de dónde se van a sacar los nueve millones restantes para llevar a cabo el proyecto. Con todo, el edil de Movilidad, José Ramón González de Zárate, indicó que «ya se están buscando las fórmulas» para llegar a ese importe por parte de los técnicos municipales aunque aún no desveló cuáles son.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook