25 de abril de 2018
25.04.2018
Benidorm

Una cadena hotelera de Benidorm forma a sus "kellys" para prevenir dolencias profesionales

Magic Costa Blanca afirma que el objetivo es que las camareras de piso "mejoren de forma sustancial su calidad de vida"

25.04.2018 | 14:20
Imagen proporcionada por Magic Costa Blanca de algunas de sus trabajadoras que han superado el curso.

¿Cómo ayudar a las camareras de piso que se resienten tras superar su jornada de trabajo? La cadena hotelera Magic Costa Blanca de Benidorm ha comenzado a impartir entre sus trabajadoras un curso en el que se ofrecen "nociones específicas y complejas sobre el funcionamiento de su propio cuerpo", con el objetivo de que las también conocidas como "kellys" -"las que limpian"- "superen sus habituales dolencias y mejoren de forma sustancial su calidad de vida". Así lo ha trasladado hoy la empresa hotelera a través de un comunicado, en el que afirma que los resultados de esta formación, patentada por la firma Birced Bienestar Profesional, están siendo "sorprendentes".

La empresa explica que el curso, que ya han superado decenas de trabajadoras de la cadena hotelera, "parte de la base de que con el conocimiento de la anatomía humana y la aplicación de técnicas específicas en el trabajo cotidiano, las alumnas mejoran sustancialmente su estado físico y anímico". "En dos años que llevamos impartiendo este curso, sabemos de decenas de operaciones quirúrgicas programadas que han sido suspendidas porque ya no hacían falta", dice el responsable de Birced, firma radicada en Santa Cruz de Tenerife, en el mismo comunicado.

A través de esas técnicas exclusivas, diseñadas por un equipo de monitores profesionales, osteópatas, fisioterapeutas y nutricionistas, se les enseña a sacar partido de sus movimientos habituales, para que "en lugar de ser un factor de riesgo y lesiones se convierten en un ejercicio saludable y positivo para su bienestar", manifiestan. "Les enseñamos a reforzar su musculatura, sin esfuerzo mayor que el de su trabajo cotidiano", apunta el gerente de la empresa especializada, Oguz Birced.

Formadores y deportistas

Un equipo de formadores profesionales y deportistas de alta cualificación se encarga de impartir las clases. "Antes, para cada tipo de trabajo se lleva a cabo una investigación in situ sobre los movimientos más importantes que hacen los trabajadores y trabajadoras, y se aplica el método específico de mejora y se confecciona un curso de bienestar profesional a medida para cada área laboral", explican.

Los cursos se basan en un 35-45% de sesiones teóricas sobre anatomía y funcionamiento del cuerpo, y el resto en entrenamientos personalizados. "Se trata, en definitiva, de convertir el esfuerzo diario del trabajo, en un entrenamiento positivo y entretenido".

Para Javier García, vicepresidente ejecutivo de Magic Costa Blanca, "es importante velar por la salud de quienes integran nuestros equipos, y con estos cursos vimos una oportunidad de mejorar su calidad de vida y hacer menos duro el trabajo diario".

Según los expertos de Birced, "seis horas de trabajo intensivo de una camarera de piso, si se hace bien, equivalen a 90 minutos de gimnasio, y además evita lesiones y cura dolencias".

El curso se imparte a lo largo de cinco jornadas, dos horas diarias, y las camareras de piso de cuatro establecimientos Magic ya se han sometido a ellos.


Una reivindicación, pero no la única

El reconocimiento de sus dolencias como enfermedades profesionales es una reivindicación que el colectivo de Las Kellys viene realizando desde hace muchísimos años, mucho antes de constituirse formalmente en la plataforma que son hoy. Dolores músculo-esqueléticos o lesiones como la del túnel carpiano son algunas de las más frecuentes, pero no las únicas que padecen muchas de las mujeres que se encargan de las labores de limpieza en el sector turístico. 

Ahora bien, además de la salud, Las Kellys también reclaman otras muchas mejoras del ámbito laboral, como el establecimiento de unas ratios máximas en su trabajo, el fin de la externalización en el sector de la limpieza, la igualdad salarial entre trabajadoras en plantilla y empleadas de subcontratas, o medidas para combatir la precarización que reina en este gremio. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook