14 de marzo de 2018
14.03.2018

Benidorm impulsa el entorno de la estación

El nuevo apeadero intermodal, la pasarela entre Els Tolls y el Palau d'Esports o un aparcamiento gratuito de 3.000 metros revitalizan la zona y las comunicaciones

14.03.2018 | 14:57
Benidorm impulsa el entorno de la estación

Benidorm recibe al año milllones de visitantes de los que, una amplia mayoría, llega a la capital turística desde destinos de toda España o el aeropuerto de Alicante-Elche a la estación de autobuses ubicada en la partida de Els Tolls. Pero además, muchos vecinos de otros municipios de la comarca utilizan esta infraestructura para acudir a trabajar a la ciudad.

Hasta ahora, el entorno de la misma estaba inacabado y en él se habían prometido varios proyectos que no acababan de consolidarse. Sin embargo, en las últimas semanas, las obras para instalar varias infraestructuras son una realidad lo que ha mejorado las comunicaciones y la imagen alrededor de la estación. La última de ellas que se ha puesto en marcha es la construcción del apeadero Benidorm-Intermodal, una nueva parada del Tram que une Alicante con la ciudad y que sustituirá al que se encuentra a escasos metros conocido como Disco Benidorm y que apenas cuenta con usuarios en la actualidad.

Las obras comenzaron hace una semana con los primeros movimientos de tierra y ayer ya se podían observar los primeros trabajos para la creación de esta nueva parada que tendrá salida directa a la estación y que acercará un poco más el Tram al casco urbano de la ciudad a través del barrio de Els Tolls.

Pero además dará servicio también a los vecinos de esas calles y a la zona del Salto del Agua donde se ubican gran parte de los colegios e institutos del municipio así como el Palau d'Esports l'Illa de Benidorm. Precisamente, para unir ambas zonas, el Ayuntamiento llevó a cabo hace unas semanas la instalación de una pasarela desde la calle Italia por debajo de la avenida de la Comunidad Europea y paralela a la vía del Tram, tanto para el paso de peatones como para bicicletas.

Para el verano

Este paso es el que ahora se unirá con el nuevo apeadero que está previsto que esté en funcionamiento en cuatro meses, es decir, que este verano los turistas que lleguen desde otros puntos ya podrán hacer uso de él. A la vez, Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) está llevando a cabo la electrificación de la línea 9 en el tramo desde la otra estación de Benidorm hasta este nuevo apeadero, de 1,4 kilómetros, según explicó ayer in situ el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo.

El responsable de este área acudió a la zona junto al alcalde de la ciudad, Toni Pérez, y el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, además del director de Explotación de FGV, Tomás Cebrián, técnicos de la empresa pública y miembros de la Corporación.

El proyecto para el nuevo apeadero cuenta con un presupuesto de 3,2 millones de euros y el respaldo económico del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), dentro de las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado, conocidas como EDUSI, dirigidas a fomentar la sostenibilidad y la vertebración de los territorios. Además forma parte de las actuaciones de mejora y modernización de la Línea 9 del Tram d'Alacant que une Benidorm y Dénia.

La nueva parada en la estación contará con andenes paralelos de 75 metros de longitud cada uno y acceso peatonal y carril bici a los mismos que se unirán a los ya existentes hacia el Salto del Agua.

También se instalará señalización, instalaciones en baja tensión y de información al viajero (interfonía, megafonía y billetaje), y se realizará el ajardinamiento de la zona adyacente al andén que lo unirá con otra de las mejoras que ha hecho el Ayuntamiento en la zona: un aparcamiento público de 3.000 metros cuadrados junto al parque de Bomberos y frente a la estación de autobuses.

Mientras duren las obras, el servicio no se interrumpirá, sólo si hay que invadir algún momento las vías, pero esos trabajos se realizan fuera del horario comercial o de noche, según explicó Domingo.

Las actuaciones en el entorno de la estación de autobuses de Benidorm supondrán una mejora en la imagen pero también en la movilidad, sobre todo para conectar un servicio como el Tram con los autobuses y viceversa. El alcalde recalcó esta cuestión alegando que la infraestructura no sólo es importante para Benidorm sino para toda la comarca ya que permitirá la conexión entre el transporte urbano e interurbano con el tranvía.

Años de espera

Con la nueva parada de Benidorm-Intermodal se cumple una de las promesas que lleva coleando desde hace años. De hecho, en 2016, Ciudadanos (Cs) de Benidorm ya presentó una moción al pleno, aprobada por unanimidad, para que se retomara este proyecto pendiente para mejorar la conectividad entre transportes.

Sin embargo, las mejoras en infraestructuras que se están llevando a cabo en el entorno de la estación de autobuses chocan de lleno con el estado del interior de la misma. Y es que el periplo para retirar la concesión de la misma al empresario Enrique Ortiz y acabar con el contrato de adjudicación se alarga en el tiempo, lo que deja una infraestructura de transporte abandonada y con numerosos desperfectos tanto por dentro como por fuera. Habrá que esperar a ver si, con una nueva empresa, la situación cambia y los turistas que llegan a Benidorm encuentran una estación similar a otras ciudades y acorde con el entorno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook