20 de enero de 2018
20.01.2018
Benidorm

El nuevo rascacielos en primera línea de la Cala empieza a levantar su torre

La promotora del Delfín Tower comienza las obras del residencial de lujo de 22 plantas que está previsto que se termine en dos años

20.01.2018 | 01:49
La parcela donde irá ubicada la Delfin Tower, ayer.

El primer rascacielos en primera línea de la playa de Poniente de Benidorm ya está en marcha. Las obras para construir el edificio que llevará el nombre de Delfín Tower ya han empezado con los primeros movimientos de tierra y adecuación del solar.

La nueva torre de 22 alturas y 44 viviendas estará situada en la avenida Vicente Llorca Alós, al lado del conocido hotel Delfín. De hecho, el terreno donde va a construirse es una segregación de la parcela del complejo hotelero.

La promotora, según explicaron a este diario fuentes de la misma, obtuvo la licencia de obras a finales de octubre por parte del Ayuntamiento. Desde entonces, han dejado pasar las fiestas navideñas para comenzar a realizar los primeros trabajos, consistentes en la retirada de los elementos que ahora mismo hay en la parcela, como árboles o pistas de tenis, para que después empiecen a trabajar las máquinas. Según las mismas fuentes, los trabajos tienen un plazo de ejecución de dos años y se pararán en los meses de julio y agosto para cumplir la normativa municipal.

«Entendemos que es una gran obra y que, por la complejidad de su ubicación, en primera línea, debemos paralizarlas en temporada alta», alegaron.

Rapidez de ventas

Nada más conseguir la licencia, se puso en marcha el proceso de venta de las 44 viviendas, las 67 plazas de garaje y los 44 trasteros con los que contará el complejo residencial. Fuentes de la promotora explicaron que «en sólo dos meses se han vendido el 44% de las viviendas», lo que supone 19 de las que hay disponibles; pero también 23 garajes y 19 trasteros.

«Estas ventas representan, por una parte, un gran nivel de aceptación del proyecto, su calidad y acabados, su ubicación y proyecto arquitectónico; y, por otra, el buen momento en el que se encuentra el mercado inmobiliario en Benidorm y la provincia de Alicante», explicaron las mismas fuentes.

El perfil de los compradores de los pisos que ya se han vendido es de dos tipos: la tercera parte ciudadanos europeos y el resto nacionales. Estas viviendas tienen un precio que oscila entre los 700.000 euros y los 2 millones de euros, según la calidad o tamaño de las mismas.

Según ha podido saber este diario, el inmueble de mayor valor, situado en la planta 16 y que cuenta con un sólo piso de 350 metros cuadrados, ya ha sido vendido en estos primeros dos meses. También un par más de viviendas de 1,8 y 1,6 millones de euros. Con todo, desde la promotora aseguran a este diario que en una semana esperan «llegar al 50% de ventas».

Además, en cuanto a ésto, apuntaron que «arrancar las obras de un proyecto icónico como Delfín Tower con casi la mitad de viviendas vendidas es una garantía de éxito», argumentaron desde la empresa. Así, apuntaron que «nuestra apuesta» es que el proceso de construcción «sea modélico para conseguir la certificación LEED oro y para dar un impulso a la línea de trabajo de edificios Premium, de alta calidad arquitectónica, en la provincia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook