12 de diciembre de 2017
12.12.2017

La Generalitat deberá indemnizar a la familia de un paciente muerto tras una operación

El TSJCV ha estimado parcialmente la demanda de la familia del fallecido y ha reconocido una compensación de 65.000 euros

12.12.2017 | 21:58

La Generalitat Valenciana deberá indemnizar con 65.000 euros a la familia de un paciente que falleció el 5 de abril de 2014, un mes después de ser sometido a una intervención quirúrgica en el Hospital comarcal de la Marina Baixa, ubicado en la localidad alicantina de Villajoyosa.

Así se establece en una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV), hecha pública hoy por la asociación del Defensor del Paciente y que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

El paciente, un hombre de 81 años, fue sometido el 4 de marzo de 2014 a una colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar) laparoscópica en el citado centro sanitario.

La sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha determinado ahora que su muerte guarda una "relación de causalidad con mayor o menor grado de influencia" con un "retraso censurable médicamente en el abordaje de las complicaciones surgidas tras la intervención".

Concretamente, señala, respecto a los episodios de fiebre derivados de la infección descubierta en el postoperatorio, ante los que los médicos responsables adoptaron, "sin una justificación adecuada, una actitud expectante".

No fue hasta el 24 de ese mes cuando se decidió, según recuerda el tribunal, "laparatomía de urgencia con el fin de abordar directamente la fístula biliar", mientras que cuatro días después se colocó al enfermo la prótesis necesaria.

El TSJCV ha estimado parcialmente la demanda de la familia del fallecido, que pedía inicialmente una indemnización de 240.000 euros, y ha reconocido una compensación de 40.000 euros para la viuda y de 5.000 para cada uno de sus cinco hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine