25 de agosto de 2017
25.08.2017
L'Alfàs del Pi

Rescatado tras sufrir distintas contusiones al caer por el acantilado de una cala en la Serra Gelada

El herido, un hombre de 31 años de edad y natural de Valencia, iba a pasar el día junto a su pareja en la cala del Metge cuando resbaló y se precipitó desde una altura de unos 7 metros

25.08.2017 | 17:29
Rescatado tras sufrir distintas contusiones al caer por el acantilado de una cala en la Serra Gelada
Rescatado tras sufrir distintas contusiones al caer por el acantilado de una cala en la Serra Gelada

El helicóptero del Consorcio de Bomberos estabilizó al joven y lo trasladó hasta el parque de Benidorm, desde donde fue conducido hasta el Hospital Comarcal

Un hombre fue rescatado ayer a mediodía por el helicóptero del Grupo de Rescate del Consorcio Provincial de Bomberos, tras sufrir una caída desde un acantilado de la Cala del Metge, en el término municipal de l'Alfàs del Pi del parque natural de la Serra Gelada, y sufrir heridas y contusiones de distinta consideración. El herido es un joven de 31 años y natural de Valencia, que se encontraba pasando unos días de vacaciones junto a su pareja, con la que iba a pasar el día en esta tranquila cala alfasina.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las dos de la tarde de ayer, cuando la pareja se disponía a acceder a esta zona de baño y el joven tuvo la mala pata de resbalarse al pisar una de las rocas. El resbalón le hizo caer al vacío desde una altura aproximada de entre seis y siete metros y quedarse dentro de una zona hasta la que llega el mar, según explicaron fuentes del Consrocio, quienes además indicaron que, como consecuencia de esta caída, el afectado ha sufrido posibles fracturas, contusiones en la cadera y heridas sangrantes en la cabeza. Aunque no perdió el conocimiento, no podía moverse, lo que les llevó a solicitar ayuda a través del 112.

Para socorrer al herido, los Bomberos movilizaron al helicóptero Alfa 1 desde la base de San Vicente, con una tripulación de piloto, copiloto, dos rescatadores, un gruísta y una sanitaria. Al llegar a la cala, los cuatro últimos descendieron para estabilizar al joven y aplicarle el protocolo de precipitados, ante el temor de que alguna de las lesiones sufridas pudiera ser más grave de lo que se apreciaba a simple vista, según relataron las mismas fuentes.

Una vez estabilizado y en la camilla, lo subieron hasta el helicóptero para desplazarlo hasta el parque de Bomberos de la Marina Baixa, con sede en Benidorm, donde le esperaba una ambulancia de Servicio Vital Básico (SVB) para conducirle hasta el Hospital Comarcal, en término de La Vila Joiosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook