02 de julio de 2017
02.07.2017
La Vila Joiosa

La Fundación Inocente Inocente colabora con la asociación Ahedsya

La entidad destinará a la asociación vilera parte de los 1,1 millones de euros recaudados en la Gala «Inocente, Inocente» para un proyecto de fisioterapia respiratoria

02.07.2017 | 19:15

La Fundación Inocente Inocente ha concedido una ayuda a la Asociación Humanitaria de Enfermedades Degenerativas y Síndromes de la Infancia y Adolescencia (Ahedsya), con sede en La Vila, para desarrollar un proyecto de fisioterapia respiratoria.

Según la presidenta de esta organización, Antonia Escudero, esta iniciativa es una de las 77 a las que se destinarán los 1.161.660 euros recaudados durante la última gala «Inocente, Inocente», celebrada el pasado 28 de diciembre y que estuvo dedicada a los niños con enfermedades raras bajo el lema «Lo raro es no ayudar».

Ahedsya fue fundada en 1999 por cuatro madres con hijos afectados por diversas patologías raras ante «las dificultades» que se encontraron y «las pocas ayudas y recursos» existentes destinados a este colectivo. Actualmente, la asociación reúne a más de 60 niños con 32 enfermedades diferentes a los que ofrece información y servicios de fisioterapia, estimulación precoz y psicomotricidad, hidroterapia y atención psicológica tanto para ellos como para sus familias.

«Tenemos un grupo de autoayuda, realizamos jornadas médico-sociales para tenerles informados sobre todos los avances en investigación, campañas de sensibilización en los colegios e institutos, y actividades lúdicas como excursiones», indicó la responsable de esta ONG. Escudero agradeció la ayuda que les ha concedido la fundación para desarrollar «una terapia importantísima para tratar los problemas respiratorios» de los pequeños a los que asiste la asociación.

En este sentido, recordó que las familias afectadas por síndromes y patologías consideradas minoritarias en la infancia y la adolescencia buscan el apoyo de Ahedsya porque la sanidad pública «no cubre los tratamientos que los niños enfermos necesitan». «Tampoco brinda a los padres el apoyo psicológico que necesitan, pues su día a día es muy duro. La mayoría de nuestros niños tienen enfermedades neurodegenerativas, sin tratamientos curativos y cuya esperanza de vida no llega a la adolescencia», añadió. La propia presidenta de Ahedsya vivió esa traumática experiencia, pues a su hijo le diagnosticaron llamada enfermedad de Batten, después de cumplir los 6 años y falleció a los 17.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine