12 de mayo de 2017
12.05.2017

FGV licita 6 nuevos trenes para la línea Benidorm-Dénia por 52,8 millones

La empresa que se quede con la adjudicación deberá entregar el primer convoy en 20 meses y el último, en dos años

12.05.2017 | 00:48
Uno de los trenes de la Línea 9.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha sacado a licitación un contrato para el suministro de «material móvil de propulsión dual diésel y eléctrica para la red del Tram Metropolitano de Alicante», cuyo destino será sustituir los seis trenes que actualmente cubren el trayecto de la Línea 9, que une Benidorm y Dénia, como ya autorizó semanas atrás el pleno del Consell. Así se recoge en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), que ayer publicó el anuncio de licitación de estos seis convoyes, así como las piezas de parque y repuesto, útiles y herramientas especiales, por un importe total de 52.852.800 euros, IVA incluido.

La adquisición de estos seis trenes permitirá renovar por completo toda la flota que realiza la ruta entre los distintos los municipios costeros de las dos comarcas de la Marina, en un periodo de dos años. No en vano, el anuncio de licitación establece un plazo de 20 meses para la entrega del primer tren; 21 meses para la entrega del segundo tren; 22 para el tercero; 23 para la entrega del cuarto y 24 meses para la entrega del quinto y sexto tren, además de un plazo posterior de mantenimiento de 2 años, a contar desde la fecha de la recepción provisional de la cuarta unidad.

Más de 50 años en servicio

Como ya contó semanas atrás este diario, actualmente, el servicio en la Línea 9 del Tram se realiza con seis trenes diésel de la serie 2.500, que tiene más de 50 años en explotación, debido a que, al crearse FGV, los heredó de Feve. La maquinaria fue fabricada entre 1966 y 1973 y, aunque ha sido modificada y reformada en varias ocasiones en aspectos relacionados con la motorización, imagen exterior, interior y climatización, su mantenimiento tiene un elevado coste y, además, ofrecen falta de fiabilidad, obsolescencia de equipos por uso, y están desfasados respecto a las normativas actuales, destacaron desde FGV.

La Línea 9 cuenta con unas características que la distinguen del resto de la red Tram: no está electrificada y cuenta con andenes altos, por lo que tienen que tener material exclusivo para circular por ella. Además, se deben efectuar transbordos en Benidorm si se quiere pasar de Línea 1 (Luceros-Benidorm) a Línea 9 (Benidorm-Dénia) para cubrir el recorrido Alicante-Dénia.

El nuevo material, por sus características técnicas, permitirá también circular en el modo tranviario, lo que posibilita tranviarizar tramos muy sensibles de la Línea 9, como por ejemplo la anunciada entrada a Dénia. Con el modo tranviario crecen las posibilidades de integración de las infraestructuras de FGV en entornos urbanos, permeabilizando la movilidad de peatones y vehículos con la plataforma tranviaria. Además, también será compatible con la Línea 1 y, en el hipotético caso de que en un futuro se electrificara la 9, ya no sería necesario renovar también los convoyes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook