20 de diciembre de 2016
20.12.2016

Benidorm controlará desde febrero la llegada de 800 funcionarios a sus puestos

El sistema se instalará en el edificio del Ayuntamiento, los centros sociales, la biblioteca, la Policía Local o el centro El Torrejó

19.12.2016 | 22:55
Benidorm controlará desde febrero la llegada de 800 funcionarios a sus puestos

El Ayuntamiento de Benidorm tiene previsto implantar a mediados o finales del próximo mes de febrero el sistema de control de presencia en cerca de 20 centros públicos municipales, según anunció ayer el concejal de Recursos Humanos, Jesús Carrobles. En concreto, la Junta de Gobierno Local aprobó ayer la adjudicación definitiva del contrato después de que la empresa Radiobit Sistemas SL (Vigilant) haya aportado toda la documentación y el aval correspondiente. El contrato asciende a 28.472,72 euros e incluye la instalación de un total de 22 dispositivos de control en diversos edificios municipales. Los dispositivos se van a instalar en la Casa Consistorial, los centros sociales, las extensiones administrativas, el centro municipal El Torrejó, la biblioteca y la central de la Policía Local.

En este sentido, Carrobles recordó que «a este sistema de control de presencia estará sujeto todo el personal municipal; es decir, funcionarios, trabajadores laborales y personal eventual. En total unos 800 trabajadores». El sistemas de control vigilará la entrada y salida de los trabajadores a través de su huella digital. Hasta ahora el control de asistencia de los trabajadores municipales se realizaba a través de los jefes de departamento. Sin embargo, el Ayuntamiento de Benidorm ha optado por aplicar un sistema similar a través de la huella digital que permita a los trabajadores dejar constancia de su hora de llegada y salida, así como de sus ausencias durante la jornada laboral con un simple gesto como es colocar el dedo en el dispositivo.

El horario establecido para funcionarios municipales y asesores va desde las 7.45 hasta las 15.15 horas de lunes a viernes. Una jornada que incluso, en alguna ocasión, se ha llegado a recordar a los trabajadores a través de circulares internas.

A partir de febrero, los empleados tendrán que pasar el dedo por el escáner que habrá situado en la puerta al entrar. De esta manera, el sistema guardará los datos de llegada: la persona y la hora a la que ha fichado y lo mismo ocurrirá en la salida al terminar la jornada. Cuando lleguen tarde, el departamento de Personal será informado a través del sistema informático, sabiendo los minutos de trabajo que «deben». La idea es que ésto mismo se vaya sumando día a día para hacer un recuento a final de mes. Cada vez que salgan de los edificios municipales en horario laboral tendrán que especificar el motivo.

Por otro lado, en la junta también se aprobó la adjudicación del contrato de servicio de adecuación de la Relación de Puestos de Trabajo y de elaboración de la Valoración de Puestos de Trabajos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine