02 de noviembre de 2016
02.11.2016

Una rampa sustituye la última barrera arquitectónica del Castillo de Benidorm

La actuación ha supuesto la supresión de la escalinata que había entre las plazas de Castelar y la Señoría

02.11.2016 | 17:37
Una rampa sustituye la última barrera arquitectónica del Castillo de Benidorm

El itinerario peatonal que conecta las plazas de Castelar y de La Señoría, en el Castillo de Benidorm, ya es 100% accesible, después de que se haya sustituido la escalinata existente por una rampa que va a permitir el paso de personas con movilidad reducida por este punto, uno de los más transitados del Casco Antiguo de la ciudad.

La adecuación de este itinerario peatonal es la última actuación de las previstas dentro del proyecto de mejora del Casco Antiguo y está prácticamente acabada a falta de unos remates finales, tal y como han podido comprobar esta mañana el alcalde, Toni Pérez, y el concejal de Obras, José Ramón González de Zárate.

Además de la mejora de este paso entre ambas plazas, durante el último mes se ha actuado también en la mejora y rehabilitación del pavimento de la plaza de la Constitución. También se ha mejorado el firme del tramo que va desde la calle Carmela Martínez hasta la plaza y desde ésta hasta el cruce con las calles Quatre Cantons y Alacant.

Las obras han sido ejecutadas por la mercantil Pavasal y han supuesto un coste de 47.900,10 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine