14 de julio de 2015
14.07.2015

Benidorm debatirá en el próximo pleno sobre el modelo de oferta turística de la ciudad

El PP apoya incluir en la sesión la moción del PSOE, que propone frenar la proliferación del «todo incluido» en los hoteles, tras la demanda de las asociaciones de comerciantes, hosteleros y empresarios del ocio de apostar por turismo de calidad

13.07.2015 | 23:42
Un recepcionista coloca una pulsera de "todo incluido"

El alcalde de Benidorm y delegado de Turismo, Toni Pérez, declaró ayer a este diario que en el pleno de este mes de julio incluirá para su debate la moción del grupo socialista que pide frenar la proliferación del «todo incluido» en los hoteles.

Este anuncio se produce en la misma jornada en la que las asociaciones de comerciantes, hosteleros y empresarios del ocio de Benidorm demandaban una apuesta por el turismo de calidad. Ayer, Aico, Abreca y Ociobal hicieron público su rechazo hacia una práctica que, dicen, «perjudica la imagen de Benidorm». Y subrayaron la necesidad de sentarse junto al sector hotelero y el Ayuntamiento para, «entre todos», buscar las estrategias que garanticen un turismo de calidad.

En esta línea, Toni Pérez aseguró que: «lo que nunca nos planteamos es que las inquietudes de los grupos políticos, y más si tiene el respaldo de las asociaciones sociales, caigan en saco roto como estaba ocurriendo hasta ahora».

En cuanto al posicionamiento del gobierno local, el portavoz del PP, José Ramón González de Zárate, explicó que entiende la moción como «un paso que el PSOE no se atrevió a dar en 6 años de gobierno en los que fueron incapaces de ponerlo sobre mesa». Al mismo tiempo, añadió que «el PSOE sabe que esto es una declaración de intenciones porque nadie puede ponerle puertas al campo» y que «a lo mejor lo que habría que hacer es abrir un debate serio sobre el perfil de la oferta turística que ha venido ofreciendo los últimos años la ciudad». Un debate que, dijo, debería plantearse en el seno de la Fundación Turismo Benidorm.

Elevar el perfil del turista
La oferta del «todo incluido» o turismo de pulserita en Benidorm es un servicio que tan sólo oferta el 20 por ciento de la planta hotelera, según la patronal Hosbec. Pero las asociaciones de comerciantes, hosteleros y empresarios del ocio temen que dicha tendencia vaya en aumento y ocasione «un grave problema» para los establecimientos de la ciudad.

Asimismo, aclararon, que no se trata de una crítica al sector hotelero, el cual entienden que, la mayoría de los casos, se ve «presionado por las exigencias del touroperador para cubrir plazas». Según explicaron ayer a los medios, esta unión de fuerzas entre asociaciones, tras el anuncio del PSOE de presentar una moción sobre este asunto en el próximo pleno, pretende plantear la necesidad de ahondar en la búsqueda de un perfil de turista más alto.

«Cuanto más económico es el destino, más bajo es el perfil del turista», afirmó el presidente de la asociación de bares y restaurantes (Abreca), Javier del Castillo. Por ello, abogan por trabajar de forma conjunta para «proponer alternativas a medio y largo plazo» que atraigan un turismo de calidad. «El modelo de turismo lo marcamos todos», apostillaron.

Aunque, reconocieron la dificultad de encontrar soluciones que satisfagan a todas las partes. Por su parte, el presidente de la asociación de comerciantes (Aico) Raúl Parra, sí descartó que la solución pase por la penalización a los hoteles que utilizan este tipo de servicio, como barajó la semana pasada el portavoz de los socialistas de Benidorm, Rubén Martínez. «Es necesario ir de la mano, sentarnos todos y buscar alternativas», recalcaron. El debate ya está sobre la mesa y se abordará en el pleno de este mes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook