22 de enero de 2015
22.01.2015

Ferrocarrils hará pruebas de carga en los puentes de hierro centenarios del «trenet»

La línea entre Benidorm y Dénia registra 751.172 viajeros, un 2,3 % más que en 2013

22.01.2015 | 00:33
Ferrocarrils hará pruebas de carga en los puentes de hierro centenarios del «trenet»

El trenet de la Marina (la línea 9 del Tram de Alicante) supera un obstáculo tras otro. Construir este trazado ferroviario ya fue toda una proeza. En su recorrido, hay puentes de hierro que llevan cien años aguantando el traqueteo de las locomotoras y vagones. Las estructuras del Mascarat, del Barranc del Quisi o del Fernandet salvan una orografía quebrada y que, en parte, todavía explica el aislamiento de la Marina Alta. Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) entre las inversiones del plan de modernización de la línea 9, que une Benidorm y Dénia, ha reservado 200.000 euros para realizar pruebas de carga en estos puentes centenarios.

Esa es, de hecho, una de las inversiones que están por llegar. La consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, destacó ayer que el plan de modernización, presentado hace ahora justo un año, va a toda máquina. Aseguró que se han licitado y adjudicado obras por valor de 30 millones de euros. Mientras, el director de FGV, Pablo Cotino, precisó que la inversión inicial, de 43 millones, se ha elevado ya a 50. La especial geología de los terrenos por los que discurre este ferrocarril ha encarecido los proyectos.

Bonig mantuvo en Calp un encuentro con los alcaldes de los pueblos por los que pasa la línea 9. Además, inauguró la exposición que conmemora el centenario del trenet de la Marina, que recala en este municipio tras estar expuesta en Altea.

El director de FGV recordó los plazos de los distintos proyectos de renovación de esta línea. Las locomotoras diesel se irán cambiando hasta 2017 (3,1 millones de euros). Las obras de mejora de la vía en el tramo Olla de Altea-Calp (11,2 millones) deben iniciarse ya en unos meses. En el siguiente tramo, entre Calp y Teulada (11,3 millones), se actuará entre 2017 y 2018. El plan de modernización debe concluirse en 2020.

Mientras, el trenet experimenta un repunte en el número de pasajeros. Durante el pasado año, lo utilizaron 751.172 viajeros, un 2,3 % más que en 2013.

La consellera dijo que le gustaría que los mismos alcaldes que hace un par de años dieron pábulo al «bulo» de que esta línea se iba a cerrar reconocieran ahora el esfuerzo que se está realizando en modernizarla. Los munícipes que acudieron a la reunión de ayer podían contarse con los dedos de una mano. Estuvieron el de Calp, el de Altea, el de Alcanalí, el de Teulada y la alcaldesa de Gata, todos ellos del PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook