17 de enero de 2013
17.01.2013
Benidorm

Dos hoteles dejan de donar alimentos en "tuppers" para evitar una posible sanción

Los establecimientos y la plataforma Solidaridad Marina Baixa dejan en suspenso la entrega de comida hasta que se apruebe el nuevo protocolo sanitario de Hosbec

17.01.2013 | 01:00
Una joven con un "tupper" de comida.

Los dos hoteles de Benidorm que iniciaron en diciembre el reparto del excedente de sus alimentos a familias sin recursos no entregarán, de momento, más "tuppers". La decisión trata de evitar que sobre estos establecimientos pueda recaer una posible sanción, después de que la patronal hotelera Hosbec haya alertado a las empresas turísticas de que, con la legislación actual, entregar los menús que no se consumen en los bufés de los hoteles puede incurrir en un incumplimiento de la legislación en materia sanitaria y, por tanto, en actuaciones objeto de infracción y sanción.
Con esta advertencia en la mano, los responsables de los hoteles Regente y Riudor, del grupo MedPlaya, han acordado paralizar momentáneamente la entrega de comida hasta que se apruebe definitivamente un nuevo protocolo que regule este tipo de donaciones. Así lo confirmó ayer José Miguel Bella, portavoz de la plataforma que se encarga de gestionar el reparto, Solidaridad Marina Baixa, después de que este diario avanzara ayer que Hosbec, la Conselleria de Sanidad y las principales ONG -Cáritas y Cruz Roja- están confeccionando una guía para legalizar este tipo de ayuda ante la creciente demanda social.
Hasta la fecha, la legislación sanitaria obliga a los hoteles a destruir todos los alimentos cocinados que exponen en los bufés y que acaban por no consumirse, para evitar posibles intoxicaciones. Y ello, a pesar de que la entrega de estos alimentos a gente sin recursos se haga en envases no reutilizables y con otras garantías de higiene y conservación, como Bella destacó que hasta ahora se había realizado el reparto en ambos hoteles.
Desde la plataforma señalaron estar "enormemente agradecidos" a estos dos hoteles y confiaron en que el protocolo "se apruebe lo antes posible para poder reiniciar la donación de alimentos que ha ayudado a muchas personas". En concreto, la última semana, a 17 familias de la ciudad con una media de tres o cuatro miembros. José Miguel Bella indicó además que, según la información trasladada a la plataforma, "el nuevo protocolo puede estar casi ultimado en unos días. Esperamos que sea así y que haya voluntad real de políticos y empresarios para sacarlo adelante lo antes posible", agregó.

Una decena, en lista de espera para participar
La plataforma que ha impulsado esta campaña urgió ayer a las autoridades sanitarias y a los dirigentes empresariales a sacar adelante este protocolo. Y no sólo por los dos hoteles que ya participaban en la misma y que ahora, temporalmente, dejarán de hacerlo. Además, José Miguel Bella avanzó que representantes de otros diez hoteles, principalmente de Benidorm pero también de otros puntos de la comarca, ya han contactado con ellos para ofrecerse a alimentar a más familias en apuros. En todos los casos, eso sí, han condicionado la ayuda a la aprobación de este nuevo documento.

Extienden la petición a bares y restaurantes
Además de hoteles, la plataforma Solidaridad Marina Baixa ha puesto ahora sus miras en bares y restaurantes de la ciudad, a los que han hecho extensiva la petición de ayuda para dar de comer a personas sin recursos. Se trataría de facilitar diariamente un mínimo de "dos menús básicos, del día o lo que cada cual crea conveniente", algo que al restaurador "no le supone apenas coste pero que puede ser de gran ayuda", dijo Bella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook